lunes, 27 de julio de 2009

receta 11

Si tenéis un ratito, preparad estos deliciosos pimientos rellenos. Son francamente sabrosos y pueden servir como entrante o apañarnos una cenita.

PIQUILLOS RELLENOS DE JAMÓN Y QUESO

Ingredientes: Un bote de pimientos del piquillo asados enteros. Lonchas de queso havarti Light (cualquier queso Light con algo de sabor). Jamón serrano. Aceite de oliva virgen extra. Sal maldon. Perejil o albahaca.
Preparación: Rellenad los piquillos con una loncha de jamón y un trozo de queso havarti Light. Hacedlos vuelta y vuelta a la plancha con una gotita de aceite. Una vez hechos y emplatados, se pulverizan con aceite de oliva virgen extra crudo y se decoran espolvoreando un poquito de perejil o albahaca picaditos y unas escamitas de sal maldon.
Otra variante es hacerlos directamente en la bandeja del horno en vez de a la plancha.
Y si no estáis a dieta, preparadlos con jamón ibérico y queso camembert.
En serio. Probadlos, que son muy sencillos de preparar y luego comentáis qué os han parecido

jueves, 23 de julio de 2009

peso ideal

Personalmente, no me gusta hablar de peso ideal. El peso ideal, según las tablas, es, habitualmente un peso bajo. Además, en muchas de esas tablas marcan como peso ideal un peso concreto y mantener un peso concreto es literalmente imposible, ya que diariamente tenemos variaciones de peso que no indican, ni mucho menos, adelgazamiento o engorde.
Es mucho más sensato acudir al concepto de peso normal y una excelente manera de saber cual es el peso normal es calcular el Índice de Masa Corporal (IMC). Por una vez y sin que sirva de precedente, voy a dar un dato técnico, ya que mi intención no es dar aquí clases de dietética. Pero como considero interesante el dato, allá va:
El índice de masa corporal se calcula dividiendo el peso (expresado en kilos con decimales) entre el cuadrado de la altura (en metros, con dos decimales). Es decir:

IMC = Peso en Kg / Talla en m (al cuadrado).

Según el resultado de la operación, podemos considerar:
- peso normal: IMC entre 20 y 25.
- sobrepeso: de 25 a 30 (en general es un exceso de peso no excesivamente problemático, aunque es aconsejable evitarlo).
- obesidad: más de 30 (hablamos ya de enfermedad por exceso de peso. Siempre debe tratarla un médico).
- obesidad mórbida: más de 40 (Problema grave. Su tratamiento es imprescindible).
- delgadez: menos de 20.
Si hacemos cuentas, comprobaremos que el margen de peso para un IMC de 20 a 25 puede oscilar en un ratio de unos diez o doce kilos entre lo máximo y lo mínimo considerado como normal. Aquí influirían otros factores que no se tienen en cuenta en la fórmula, como pueden ser la constitución ósea o la edad.
Una vez que estamos dentro de lo que consideramos peso normal, el bajar unos kilos más o menos (siempre que nos movamos dentro de ese margen) va a ser más una cuestión de estética que de salud.
Por otra parte, hemos de tener en cuenta que no siempre un exceso de peso es consecuencia de un exceso de grasa. Un exceso de masa muscular (como es el caso de los culturistas) o un edema por retención de líquidos también pueden dar en la báscula un exceso de peso que no podemos considerar obesidad. Si pesáramos al Arnold Schwarzeneger de sus tiempos mozos, posiblemente rondaría el IMC correspondiente a la obesidad pero ¿quién en su sano juicio se atrevería a llamar obeso a semejante amasijo de músculos? Yo no, desde luego.
De todos modos, en muchas ocasiones no debemos obcecarnos en intentar alcanzar el peso normal a costa de un esfuerzo sobrehumano y sería más sensato buscar el peso habitual o peso cómodo, es decir, aquel en el que nos hemos mantenido durante bastante tiempo antes de engordar y con el que nos encontrábamos francamente bien.


lunes, 20 de julio de 2009

así va "mi" disco

Hace unas cuantas entradas (el poder de las palabras - 07/04/09), os comentaba que había empezado a preparar un disco con canciones que tuvieran un mensaje positivo.
Entre las que voy encontrando y las que me vais diciendo, ya tengo unas cuantas, así que os pongo al día musicalmente hablando (aunque hay canciones que tienen más años que la tos) de los títulos y de algunas estrofas extraídas de la letra de cada una de ellas.

1- Hoy todo va a salirme bien (El Arrebato): “hoy va a ser un día grande. Hoy todo va a salirme bien. Tengo a la luna de mi parte. Y todo va a salirme bien. Hay energía positiva en cada poro de mi piel. No se me quita la sonrisa. Estoy contento...”
2- Es preferible (Peret): “Es preferible reir que llorar y así la vida se debe tomar. Los ratos buenos hay que aprovechar. Si fueron malos mejor olvidar...”
3- Hoy puede ser un gran día (Serrat): “Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así. Aprovecharlo o que pase de largo depende en parte de ti... Pelea por lo que quieres y no desesperes si algo no anda bien. Hoy puede ser un gran día y mañana también”
4- Puede ser (Conchita): “Y puede ser que me equivoque otra vez. Y puede ser que me toque perder. Pero hoy la vida me dice que me toca a mi eso de sentirme bien...”
5- D’ont worry, be happy (Bob Marley): “No te preocupes. Sé feliz. En la vida tenemos problemas. Si te preocupas los duplicas...”
6- Akuna matata (El Rey león): “Vive y deja vivir... Vive y sé feliz. Ningún problema debe hacerte sufrir. Lo más fácil es saber decir akuna matata...”
7- Imagine (John Lennon):”Imagina a toda la gente viviendo el hoy…Imagina a toda la gente viviendo la vida en paz...”
8- Eres tonto (El canto del Loco): “Ya que somos lo que somos y si no lo quieres ver ¡eres tonto! Si no te gustas es que no estás vivo...”
9- Despierta (Chambao): “Pasa la vida, pasa que vuela, corre que corre y no espera... Que nuestro pasado se fue ya. Que nuestro futuro está por llegar. Todo está a punto de empezar...”
10- Quisiera ser (el Chojín): “Tú busca un motivo para amarte a ti mismo. Sin ser cretino, agárrate al optimismo. Si tienes un sueño, perfecto, lánzate a por él. Y no te tires toda la vida diciendo eso de ‘quisiera ser’…”
11- I’m singing in the rain (Gene Kelly). “…que gloriosa sensación, de Nuevo soy feliz. Me río de las nubes, tan oscuras allá arriba. El sol está en mi corazón…”
12- Me siento bien (Hombres G): “Y es que estoy de puta madre. So un hombre feliz. Ahora creo que sé por donde quiero ir. El camino más corto. El secreto de vivir. Ahora lo comprendo todo. Ahora sí que sí…”
13- Color esperanza (Diego Torres): “Saber que se puede. Querer que se pueda. Quitarse los miedos, sacarlos afuera. Pintarse la cara color esperanza. Tentar al futuro con el corazón…”

14- Todo irá bien (Chenoa): "Y ríete de lo peor. Será mejor. Porque pensar que todo irá mal te alejará de la felicidad... Mirar en ti lo bueno que hay, es especial. No olvides que tú vales más que el qué dirán..."

Como podéis comprobar, está siendo una selección un tanto ecléctica (eclecticismo, según la R.A.E.: Modo de juzgar u obrar que adopta una postura intermedia, en vez de seguir soluciones extremas o bien definidas.- Escuela filosófica que procura conciliar las doctrinas que parecen mejores o más verosímiles, aunque procedan de diversos sistemas) que incluye estilos musicales muy diversos y para todos los gustos (rumba, reggae, pop, rap...)
Mi intención con esta tontería es conseguir recopilar una serie de canciones que puedan servir a quien las escuche para salir de esos momentos de “bajón” que todos tenemos de vez en cuando.
La lista sigue abierta y si se os ocurre alguna canción que se pueda añadir, me lo decís ¿vale?

martes, 14 de julio de 2009

receta 10

Mezclando recetas de las que me voy encontrando por ahí, se me ocurrió preparar este plato que puede servir perfectamente como un entrante para picar en una comida con invitados o como segundo plato en cualquier menú.

JAMÓN ASADO A LOS TRES AROMAS

Necesitamos jamón asado o cocido o lacon, a ser posible, cortado a cuchillo o en su caso, en lonchas gorditas “rotas” con la mano en trozos irregulares.
Lo disponemos sobre una fuente plana un poco “a repelea”.
Espolvoreamos con pimienta molida, ajo molido (o muy picado) y pimentón (a mi me gusta el pimentón picante, pero podéis utilizar el dulce o el dulce-picante).
Rocíamos después con un poco de zumo de limón y con un chorro de aceite de oliva virgen extra.
Se puede servir frío o darle un calentón en el microondas.
Como variante menos dietética, le podéis echar por encima un poco de queso rallado.
A mí me sabe muy rico, pero a mi hijo le encanta. Además es muy socorrido por lo rápido que se prepara.
Ya véis lo que son las cosas. Empezamos un poco a lo tonto con esto de las recetas al hilo de un comentario en una de las entradas que decía que comer "de dieta" parecía que estaba reñido con la variedad y el comer bien y poco a poco, ya tenemos 10 recetas que demuestran lo contrario.
Espero que las vayáis probando y que os vayan gustando, porque no me habéis dicho ni pío de ninguna.
Y por supuesto, se admiten sugerencias. Entre todos podemos hacer un recetario de andar por casa digno de los mejores chefs ¿no os parece?

sábado, 11 de julio de 2009

la pregunta del millón

Quizás sea la pregunta más frecuente en una primera consulta: ¿cuánto perderé por semana? O lo que es lo mismo: ¿cuánto tiempo me va a costar perder los kilos que me sobran?
Mi respuesta (con toda la sinceridad del mundo): No tengo ni idea. Y no es tirar balones fuera. ¡Qué más quisiera yo que saberlo! Si no sé seguro ni si va a perder peso...
Cada persona lleva un ritmo de pérdida de peso distinto a las demás. Incluso la misma persona, en dos épocas distintas de su vida, responderá de distinta manera a la misma dieta.
Por otra parte, el ritmo de adelgazamiento no depende solo de la dieta, sino de una multitud de factores (fidelidad a la hora de hacer la dieta, actividad laboral y de ocio, enfermedades asociadas, edad, sexo, medicaciones, dietas anteriores, momento del ciclo hormonal en la mujer...).
Pero, aún así, no deja de ser cierto que podemos hacer una previsión general según la experiencia acumulada. La mayoría de los hombres pierden alrededor de dos kilos a dos kilos y medio en la primera semana, mientras que lo habitual en mujeres en esa primera semana es de kilo y medio a dos kilos.
A partir de la primera semana, un buen ritmo sería perder entre medio y un kilo semanal. Yo me conformo con que mis pacientes pierdan medio kilo por semana. Es más, me conformo con que pierdan, aunque no lleguen al medio kilo.
Visto así, medio kilo por semana parece poco. De acuerdo. Pero bien mirado, si alguien nos dice que pesa veintiséis kilos menos que hace un año, seguramente pensaríamos que es mucho ¿verdad? Pues hagamos la cuenta. Cincuenta y dos semanas que tiene un año, dividido entre veintiséis kilos sale a... ¡exacto! ¡medio kilo por semana!. Visto así, la cosa cambia ¿no os parece?
Os aseguro que si pudiera dar garantía por escrito a todo el que viniera a mi consulta de que “solo” iba a perder medio kilo por semana (e incluso algo menos), tendría continuamente una cola de gente esperando a la puerta para que pudiera atenderles.




miércoles, 8 de julio de 2009

sonrisa, risa, humor

Como hoy no me apetece pensar más, que ya no son horas, pero sí me apetece poner algo para quien le apetezca leerlo, me he dedicado al plagio puro y duro de gente que ha escrito cosas que me molan.

Para empezar, un escrito de la consultora Leslie Gibson sobre la sonrisa que dice verdades como puños y que quiero compartir con vosotros:


Una sonrisa no cuesta nada, pero da mucho.

Enriquece a quienes la ofrecen.
Dura un instante, pero en ocasiones su recuerdo dura eternamente.
Nadie es lo bastante rico o poderoso como para poder prescindir de ella, ni nadie es lo bastante pobre como para no poder enriquecerse con ella.
Una sonrisa crea felicidad en el hogar, fomenta la honradez en los negocios y es la piedra angular de la amistad.
Puede estimular al fatigado, reconfortar al desanimado, alegrar al triste, y es el mejor antídoto natural contra los problemas.
Pero no se puede comprar, mendigar, prestar o robar, ya que no tiene ningún valor hasta que se da.
Cuando alguien esté demasiado cansado para sonreírle, sonríale usted. No hay nadie más necesitado de una sonrisa que quien no tiene ninguna que ofrecer.

Continuamos con un soneto de Agustín Romero Barroso (de 117 Sonetos y 17 sextinas) titulado “risa”:

Que del reír te viene tanta vida,

que la risa te tiene transtornado,
pura alegría, gozo desbocado,
no cabe tanto en ti de su medida.

Vas e inundas el mundo en sacudida,
en olas de tu jolgorio risotado.
Se enhebra la algazara en tu tornado,
maremoto, huracán es tu embestida.

Cuando carcajear, desternillarse,
reventar y estallar a carcajadas,
es celebrar el mundo y celebrarse.

La salud de sonrisas desbocadas,
placer en alegrías predicarse.
El corazón te lata a risotadas.

Y para terminar, una selección de frases sobre el humor:


- La sonrisa es el lenguaje universal de los hombres inteligentes (Victor Ruiz Uriarte)
- El poder intelectual de un hombre, se mide por el humor que es capaz de utilizar (Nietzsche)
- La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz. (Proverbio escocés)
- Una sonrisa es una línea curva que lo endereza todo (Phyllis Diller)
- La vida se domina sonriendo, o no se domina. (Proverbio chino)
- A fin de cuentas, todo es un chiste. (Charles Chaplin)
- El buen humor gana batallas que la fuerza y la razón perderían. (Juan C. Abella)
- El buen humor es una combinación de bondad y sabiduría. (Owen Meredith)
- Cuanto más rápida es la transición entre lo serio y lo cómico, más sano está uno y mejor funciona su sistema inmunológico. (Mario Satz)
- No conseguir la alegría es perderlo todo (Robert L. Stevenson)
- Una persona sin sentido del humor es como un coche sin amortiguadores. Salta de dolor con cada piedra del camino (Henry Ward)
- Alegría y amor son las alas de las grandes empresas ( Goethe)

- En enseñanza, en terapia, tu deber es ser cuidadoso y usar el sentido del humor, porque los pacientes traen suficientes angustias y no necesitan más. Los adultos son sólo niños pequeños con unos años más, y más altos. Y ellos siguen comportándose como niños en un consultorio psicológico o dental. (Milton Erickson )
- La especie humana tiene sólo un arma realmente efectiva: la risa. En el momento en que surge la risa, toda nuestra dureza se desploma, toda nuestra irritabilidad y nuestros resentimientos se desvanecen y un espíritu 'soleado' ocupa su lugar". (Mark Twain)
- Aquella risa era dinero, pues disminuía las cuentas del médico (MarkTwain)

- La persona que hace todo lo posible para que la felicidad dependa de sí misma y no de los demás, ha adoptado el mejor plan que existe para vivir feliz (Platon)
- Mucha gente cree que para triunfar basta con levantarse temprano. No: Es necesario también levantarse de buen humor (Marcel Achard)


Y como ya me he cansado de plagiar por hoy ,y siguiendo este último consejo, me voy a la piltra para poder levantarme mañana tempranito y de buen humor.



domingo, 5 de julio de 2009

receta 9

Ayer me regalaron un par de calabacines y pensé: mañana los pongo rellenos. Y dicho y hecho. Compré unos filetes de pescado blanco (vale cualquiera: merluza, rape… Yo elegí unos filetes de halibut y de panga), unas gambitas y unos champiñones.
La receta, aunque no tiene ninguna dificultad, necesita un poquito de tiempo para prepararla, pero tiene la ventaja de que una vez que te pones, puedes hacer para dos días y que además de rica, es también una comida ligera y que se puede comer tanto caliente como fría, que en este tiempo parece que apetece más.

CALABACINES RELLENOS DE PESCADO Y CHAMPIS

Ingredientes: Calabacines (mejor que no sean muy grandes para que no tengan demasiadas semillas, que habría que quitar). Una cebolla pequeña. Un diente (o dos) de ajo. Champiñones. Pescado blanco. Gambas. Aceite de oliva, sal y pimienta. Vino blanco. Queso rallado.

En una cazuela se ponen a cocer los calabacines enteros en abundante agua con sal. Se sacan, se cortan en dos longitudinalmente y con una cuchara, se saca la pulpa del calabacín y se reserva. Dejar dos “barcos” por calabacín, no demasiado delgados para que no se rompan. Estos barcos se colocan en una fuente para horno previamente untada con una miaja de aceite.
Por otra parte, en una sartén antiadherente pochamos la cebolla picada muy fina. Cuando está transparente, añadimos los champiñones troceados o laminados y el ajo picadito. Cuando el champi está medio hecho, añadimos el pescado blanco troceado, la pulpa del calabacín que teníamos reservada y un chorrito de vino blanco. Salpimentamos al gusto y dejamos reducir. Al final, añadimos las colas de las gambas peladas.
Con esta mezcla, rellenamos los “barcos” de calabacín que ya teníamos preparados, espolvoreamos con un poco de queso rallado y metemos al horno, previamente precalentado a intensidad media durante 10-15 minutos. Al final, gratinar con el grill unos minutitos.

Cuando esta mañana estaba preparando la comida, me he dado cuenta de que no me habían metido las gambas en el paquete de la pescadería, y como en la cocina hay que ser como MacGyver (no sé si se escribe así ) he cambiado las colas de gambas por unos mejillones que tenía congelados. El resultado, también buenísimo.

Un plato completo que perfectamente puede ser un plato único. Con un poquito de fruta fresca, que en esta época la hay variada y está riquísima, ya hemos comido y bien.

Lo bueno que tiene esta receta es su versatilidad, ya que los calabacines los puedes rellenar de pescado, de carne, de verduras, de huevo duro, bonito y tomate. Se pueden preparar con queso, sin queso, gratinados, sin gratinar, en frío, en caliente… Así que no os quejéis, que os acabo de dar varias recetas en una.

Buen provecho.



miércoles, 1 de julio de 2009

optimismo, siempre

Cuentan que en un proceso de selección para trabajar en relaciones públicas de una gran empresa, se hizo la siguiente pregunta a los tres candidatos finalistas:
“¿qué le gustaría que dijesen de usted en su velatorio?”


El primer candidato dijo: “Me gustaría que dijeran que fui un gran profesional y un buen padre de familia”.

El segundo candidato fue un poco más allá y dijo: “Que fui un hombre excepcional, excelente padre de familia y un ejemplo influyente en el futuro de la juventud”

Pero el tercero arrasó: “Me gustaría que dijeran: ¡COÑO, MIRA, SE ESTÁ MOVIENDO…!”

Así que la moraleja de hoy es: Tratad de ser optimistas… hasta la muerte.