domingo, 25 de octubre de 2009

club nutriestetica y fábula del comerciante


Hoy voy a contaros algo que, después de madurarlo mucho, acabo de hacer. He enviado un correo electrónico a mis contactos anunciándoles que he creado lo que he dado en llamar “CLUB NUTRIESTETICA”.
He de confesaros que en principio (y aunque alguno no os lo creáis) me ha dado un poco de pudor el hecho de enviar esos correos electrónicos por lo que pueda pensar la gente, igual que me da un poco de pudor anunciarlo aquí.
Pero como dicen que “el que no se anuncia no vende” y dados los tiempos que corren, al final me ha parecido una buena idea y me he tirado a la piscina (que espero que no esté llena de cocodrilos australianos y que si lo está, pueda salir sano y salvo después de cruzarla).
El CLUB NUTRIESTETICA nace con el afán de mantener el contacto a través de Internet con mis pacientes y simpatizantes.
Sólo por pertenecer al CLUB NUTRIESTETICA, se recibirá periódicamente vía e-mail información sobre:
- Promociones en consulta
- Tratamientos
- Nuevas publicaciones en este blog
- Noticias de interés relacionadas con la nutrición y la medicina estética
- Etc…
En principio el Club va dirigido a los pacientes del Centro Médico NutriEstética, pero cualquier persona que lo desee también puede pertenecer al mismo, ya que formar parte del CLUB NUTRIESTETICA es gratuito y tan sencillo como enviar nombre y apellidos y dirección de correo electrónico a club@nutriestetica.com y para darse de baja y no recibir más boletines solo hay que enviar un correo solicitándolo.
Y ya puestos, y para que no creáis que solo quiero hacer propaganda, os voy a contar la
Fabula del comerciante
Había una vez un ciudadano que vivía al lado de una carretera donde vendía unas ricas albóndigas con pan. Estaba muy ocupado y por lo tanto no oía la radio, no leía periódicos ni veía la televisión.
Alquiló un trozo de terreno, colocó una gran valla y anunció su mercancía gritando a todo pulmón: "Compren deliciosas albóndigas calientes". Y la gente se las compraba. Aumentó la adquisición de pan y carne. Compró un terreno más grande para poder ampliar su negocio. Y trabajó tanto que dispuso que su hijo dejara la Universidad donde estudiaba Ciencias Comerciales a fin de que le ayudara.
Sin embargo, ocurrió algo importante. Su hijo le dijo:
-"Padre ¿pero no escuchas la radio ni lees los periódicos? Estamos sufriendo una grave crisis. la situación es realmente mala; peor no podría estar":
El padre pensó: "Mi hijo estudia en la Universidad, lee la prensa, ve la televisión y escucha la radio. Sabe entonces lo que dice".
Compró, pues, menos pan y menos carne. Quitó la valla anunciadora y dejó el alquiler del terreno para reducir gastos y ya no anunció sus ricas albóndigas con pan. Y las ventas fueron disminuyendo cada día más.
Después de un tiempo, el negocio estaba realmente afectado.
-"Tenías razón, hijo mío", le dijo al muchacho. "Verdaderamente estamos sufriendo una gran crisis".
Moraleja:
Si nos programamos para fracasar, fracasaremos. Si nos mentalizamos para ganar, ganaremos. Es una simple elección personal. En estos tiempos "distintos", asumamos que hay muchas oportunidades esperándonos.

viernes, 16 de octubre de 2009

un chiste con moraleja

Un millonario promueve una fiesta en una de sus mansiones, y en determinado momento, pide silencio y la música para, y dice, mirando hacia la piscina donde criaba cocodrilos australianos......
- El que logre cruzarla y salir vivo al otro lado, ganara todos mis coches....... Alguien se atreve??????
Espantados, los invitados permanecen en silencio y el millonario insiste:
- El que se lance a la piscina, logre cruzarla y salir vivo al otro lado, ganara todos mis coches y mis aviones.... Alguien se atreve?????
El silencio impera, y una vez mas, ofrece:
- El que se lance a la piscina, logre cruzarla y salir vivo al otro lado, ganará todos mis coches, mis aviones y mis mansiones......
En ese momento, alguien salta a la piscina. La escena es impresionante....Una lucha intensa, el hombre se defiende como puede, agarra la boca de los cocodrilos con pies y manos, tuerce la cola de los reptiles.....DIOS MIO...Mucha violencia y emoción. Parecía una película de COCODRILO DUNDEE!!!
Después de algunos minutos de terror y pánico, sale el valiente hombre, lleno de arañazos, hematomas y casi muerto.
El millonario se aproxima, lo felicita y le pregunta:
- Donde quiere que le entregue los coches??????
- Gracias pero no quiero sus coches...
Sorprendido, el millonario pregunta:
- Y los aviones, donde quiere que se los entregue????
- Gracias, pero no quiero sus aviones....
Extrañado por la reacción del hombre, el millonario pregunta:
- Y las mansiones?????????????
- Yo tengo una bella casa, no necesito de las suyas. Puede quedarse con ellas....No quiero nada que sea suyo...
Impresionado, el millonario pregunta:
- Pero si Ud. no quiere nada de lo ofrecido, que quiere entonces????
Y entonces el hombre le responde muy enfadado:
- Encontrar al "hijoputa" que me empujó a la piscina......!!!!!

MORALEJA: Podemos ser capaces de realizar muchas cosas que a veces ni nosotros mismos creemos...Pero en ocasiones necesitamos un "empujoncito", y en ciertos casos.... hasta algún "hijo de puta" puede echarnos una mano..


sábado, 10 de octubre de 2009

receta 14

Aunque al asomarnos a la ventana o al salir a la calle no lo parezca por el buen tiempo que hace, ya estamos en otoño, que es tiempo de fresquito y de setas.
Hace un montón de tiempo que no he ido a coger setas al campo, afición que me inculcó desde pequeño mi tío Emilio (alguno de vosotros os acordaréis de él), sobre todo las setas de chopo, que para mi son unas de las más ricas.
Cualquier día de estos me calzo las botas de monte y me voy a dar un garbeo por el monte, a ver si pillo alguna para mis recetas.
Bueno, pues como hoy me he levantado tarde y no tenía mucho tiempo ni para ir a por setas ni para cocinar, me he inventado, aprovechando lo que tenía por casa, una receta de

POCHAS CON SETAS

Ingredientes: Alubias pochas (yo las tenía congeladas), una cabeza de ajos, media cebolla, una zanahoria, un tomate pequeño, dos pastillas de caldo de verduras, un litro de agua, aceite de oliva, setas (yo he usado un par de botes de setas variadas que tenía en la despensa, pero con setas frescas, mucho mejor)

En la olla a presión colocamos las pochas con la zanahoria entera pelada, la cebolla, el tomate y la cabeza de ajos entera. Le añadimos el agua y las dos pastillas de caldo de verdura. Cerramos la olla y cocemos el tiempo suficiente para que las pochas estén blanditas pero sin deshacerse.
Mientras tanto, en una sartén con aceite de oliva (1-1,5 cucharadas por comensal), vamos haciendo las setas troceaditas a fuego no muy fuerte. Si usáis setas de bote como he hecho yo, os recomiendo lavarlas abundantemente para quitarles el exceso de sal y ese toque de acidez que tienen las conservas, aunque después tengáis que ajustar de sal otra vez.
Cuando haya perdido la presión, abrimos la olla y retiramos la zanahoria, el tomate, la cebolla y los ajos (yo los he guardado en un “taper” en la nevera y esta noche me lo ceno en frío con una miaja de aceite crudo. Aquí no se tira nada ¿eh?) y añadimos las setas con el aceite y damos un último hervor para que se mezclen los sabores. Si pasáis unas pocas setas por la batidora antes de añadirlas a las pochas, todavía mejor.

Y ¡hala! A degustarlas. Aunque estemos a dieta hay que comer legumbres de vez en cuando y aquí os he presentado una forma distinta de prepararlas sin añadirles grasas. Es una forma distinta de hacer una legumbre de vigilia.
Por cierto, están muy suaves pero muy sabrosas .

Buen provecho.



domingo, 4 de octubre de 2009

perdón y gracias

Soy lector más o menos habitual de libros de autoayuda. Me sirven tanto para mi crecimiento personal como para sacar ideas que después pueda aplicar en la consulta para intentar ayudar a mis pacientes.
De hecho, considero mi libro “adelgazar en positivo” un libro de autoayuda. De ahí lo de “manual de primeros auxilios para dietas de adelgazamiento” que era el primer título que pensé para el mismo.
Si hay una cosa que se repite en muchos de los libros que he leído, es el proceso de la gratitud dentro de las actividades diarias.
Hemos de sentirnos agradecidos por lo que tenemos “ahora”.


Muchos me diréis que en demasiadas ocasiones da la sensación de que no hay nada por lo que dar gracias, pero si de verdad empezamos a pensar en todas las cosas buenas por las que podemos estar agradecidos, nos sorprenderá la lista tan larga de motivos para estarlo.
Da lo mismo que el proceso de gratitud sea dirigido a Dios (si sois creyentes), al Cosmos, al Universo, a la Humanidad o a nada en concreto. El caso es hacerlo con sinceridad y sintiéndolo profundamente.
Suelo rezar casi todas las noches antes de dormir y si queréis que os diga la verdad, mis oraciones se resumen en esto: “Perdón por el mal que haya podido hacer y por el bien que no he hecho y Gracias por todo lo bueno que tengo y por lo malo que no tengo”.
Así que a vosotros, amigos, también os pido perdón por los rollos que os suelto y os doy Gracias por seguir leyendo y aguantándome.



P.D.: Ya llegamos a las 1000 visitas (según el clustrmaps) desde 27 países distintos (si picáis en el mapa, podéis ver la distribución). Así que Gracias a todos.