sábado, 29 de enero de 2011

pregunta y respuesta


Andaban mis neuronas pensando sobre qué podía escribir y me ha parecido interesante compartir esto:

Mi amigo Fernando escribía el otro día en mi muro de facebook:

Vamos a darte trabajo doc: ¿qué opinas de aquellos "medicamentos" que se venden en farmacias y te ayudan a adelgazar?

Y hoy que es fin de semana y tengo un poco más de tiempo, le contesto:

Vamos a ver. Medicamentos, lo que se dice medicamentos "para adelgazar" hoy en día solo tenemos el orlistat -xenical (R) con receta, Alli (R) sin receta-. 
Los demás están todos catalogados como "complementos alimenticios" por lo que no tienen que tener demostrado efecto terapéutico sino que no son perjudiciales para la salud. 
No son, ni mucho menos, la panacea, pero pueden "ayudar" a seguir mejor una dieta, a aumentar la sensación de saciedad, a eliminar líquidos, al tránsito intestinal, a aumentar un poco la actividad del metabolismo... 
Al fin y al cabo, prácticamente todos son derivados de las plantas y la fitoterapia se ha utilizado "casi desde siempre" para muchos problemas y es base de muchos medicamentos. 
Particularmente ni los recomiendo ni los dejo de recomendar en el sentido de "en general", pero viendo los casos de manera individual, creo que pueden ser una buena opción de apoyo al tratamiento dietético y al ejercicio físico, que junto con el consejo profesional siguen siendo las tres patas en las que se apoya fundamentalmente un buen programa para la pérdida de peso.

Por cierto ¿a que nunca habéis visto cojear una mesa de tres patas?


domingo, 16 de enero de 2011

reconducir la ansiedad

Cuando una mujer fumadora  queda embarazada, el mejor consejo que se le puede dar es que deje de fumar por completo. Aun así, hay muchos ginecólogos que son de la opinión que el perjuicio que puede suponer fumar cuatro o seis cigarrillos diarios durante el embarazo será menor que el que puede originar la ansiedad excesiva y los síntomas acompañantes que se presentan (o se pueden presentar) al intentar dejar de fumar.

Del mismo modo, el intentar adelgazar puede suponer una situación de estrés añadido a nuestro estrés habitual, lo que en determinadas personas puede producir un aumento del nivel de ansiedad que les puede llevar a aumentar la ingesta de comida, fundamentalmente a base de picoteo, y por tanto de calorías.

Además, ya hemos hablado de esas personas a las que “les engordan los nervios”, es decir, aquellas a las que las situaciones de ansiedad les hacen comer más.

Pues bien, yo soy de la teoría de que en estas personas es más eficaz “reconducir” la ansiedad en relación con  la comida que intentar controlarla drásticamente.

Si intentamos controlar nuestros impulsos ansiosos en este sentido, es más que probable que aguantemos el tirón uno o varios días, pero también es más que probable que llegue un momento en el que una situación emocional extraordinaria o cualquier contratiempo nos haga decir: “ a la porra con la dieta, el dietista y el autocontrol” y nos demos un atracón de los que hacen época, tirando de esa manera por tierra  en unos pocos minutos el  trabajo de varios días de auténtico esfuerzo.

Por eso creo que es más fácil “reconducir” la ansiedad.

Pero ¿cómo? Se estará preguntando.

Pues no es tan complicado: por una parte, organizando bien el número de comidas diarias (yo siempre aconsejo cinco. A saber: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena) que nos impedirá estar mucho tiempo sin comer (así lo haremos cada 2-3 horas) y disminuirá por tanto la necesidad de picar entre horas. Y por otra, si sentimos “necesidad” de hacerlo, deberemos estar preparados y tener a nuestro alcance munición ligera que podamos aprovechar para matar el gusanillo sin atiborrarnos de calorías (caramelos sin azúcar, vinagrillos, zanahorias…).

De esta manera, podremos “matar” la ansiedad sin matar la dieta.





sábado, 8 de enero de 2011

¿quieres war? estás chalao

¿Recordáis que a finales de junio del año pasado os presentaba "mi padre es dietista", la canción que mi hijo me había dedicado?
Pues bien, no veo mejor manera de comenzar el año "bloguero" que anunciando al mundo el lanzamiento de "¿Quieres war? Estás chalao" el primer disco de ese pedazo de artista que es PATO, el hijo del dietista, o sea, del menda y que incluye 8 temas (también el susodicho) con colaboraciones de amigos suyos y un intro (colaboración especial de pocoyó) por el módico precio de 4 euretes.
Os dejo más abajo un resumen (snippet le llaman ahora).
Confío en que sepáis apreciar la calidad innata de "mi chiquillo" y en que colaboréis con la causa rascándoos un poco el bolsillo.
(ahora empiezo a entender a la madre de la Pantoja, jajaja :)


video

domingo, 2 de enero de 2011

deseos para el nuevo año

Desde esta ventana al mundo virtual (y no tan virtual) os quiero enviar para este año que comienza mis mejores deseos de
SALUD a raudales
SUERTE en todos vuestros proyectos
AMOR en el más amplio sentido de la palabra
PAZ en cada uno de vuestros entornos
TRABAJO (que no falte)
y por supuesto…
ALEGRIA y OPTIMISMO que rebose por cada poro de vuestra piel.
Nota: Seguro que vosotros incluiríais algún otro deseo que a mi se me ha quedado en el tintero. No dudéis en dejarlos en un comentario