domingo, 26 de junio de 2011

recetas 33 y 34

Bueno, por petición popular (toma nota, Fer) y para que veáis que también se pueden hacer recetas de carne sencillas, ligeras y sabrosas, más allá de la consabida plancha, aquí os dejo una buena idea (o dos) para este verano.

MUSLITOS DE CONEJO EN ESCABECHE

En una cazuela con un poco de aceite de oliva virgen extra, se doran los muslos de conejo previamente salpimentados. Cuando están doraditos, pero no hechos por dentro, se retiran a un plato.
En ese mismo aceite pochamos un poco una cebolla (o dos) cortada en juliana no demasiado fina y unos cuantos dientes de ajo enteros y sin pelar y un par de zanahorias peladas y cortadas en rodajas.
Cuando la cebolla esté medio pochada, añadimos el conejo que habíamos retirado, una hoja de laurel, una cucharada de las de postre de pimienta en grano, el zumo de medio limón, un vaso de vino blanco, medio vaso de vinagre de vino blanco y agua hasta justo cubrir la carne. Si tenemos, le podemos añadir también una ramita de romero y otra de tomillo, que le van muy bien.
Cuando empieza a hervir, bajamos la potencia del fuego y dejamos cocer a fuego medio/bajo durante 35-45 minutos (que el conejo esté tierno).                   
Se puede comer caliente o frío. De todos modos, lo ideal es hacerlo de víspera para que la carne coja bien el sabor del escabeche.


Otra (buena) idea aprovechando esta receta:

ENSALADA DE ESCAROLA CON CONEJO EN ESCABECHE

Como bien dice el nombre, se trata de preparar una ensalada  con escarola (la venden en bolsas ya limpia y lista para servir). Añadimos el conejo en escabeche previamente deshuesado y desmenuzado, unos granos de maíz dulce y unos tomatitos cherry cortados por la mitad. Aliñamos con sal, aceite de oliva virgen extra y comprobamos si hay que añadir vinagre o es suficiente con el del escabeche.


Y más ideas: Probad a hacer el escabeche con perdiz, codorniz, solomillo de cerdo, pollo… en lugar de con conejo.

¡Buen provecho

miércoles, 22 de junio de 2011

receta 32

Como hace mucho que no os dejo ninguna receta nueva y ya hay quien me lo está echando en cara (¿verdad, Reyes?), aquí tenéis una receta sencillísima e ideal para mantener la línea pero sin renunciar al intenso sabor que proporciona el papillote ya que cocina los alimentos en su propio jugo.

SALMÓN EN PAPILLOTE CON VERDURITAS

Prepararemos paquetes individuales utilizando para cada uno un trozo lo suficientemente grande de papel de aluminio sobre el que colocaremos una cama de verduras cortadas en juliana o en rodajas. Podemos utilizar las que queramos: cebolla, puerro, ajetes frescos, zanahoria, pimientos verdes o rojos, espárragos trigueros, judía verde, calabacín, tomatitos cherry...
Salamos ligeramente y echamos un pelín de aceite del bueno (oliva virgen extra). 
Sobre el lecho de verduras colocaremos un lomo de salmón sin piel ni espinas (se lo pedimos así al pescatero). Salpimentamos y cerramos el papel de aluminio bien cerrado, no muy apretado pero doblando y cerrando bien los bordes para que no se escape el vapor que se creará la cocinarlo en el horno.
Introducimos los paquetes en el horno previamente precalentado a 180 grados y dejamos al menos diez minutos. Cuando los paquetes se hinchen por efecto del vapor, ya estará listo.
Sacamos el salmón abriendo los paquetes con mucho cuidado para no quemarnos con el vapor y servimos.
Si queremos, una vez abiertos los paquetes, les podemos dar un golpe de grill para dorar un poco el salmón y mejorar la presentación, aunque corremos el riesgo de dejarlo menos jugoso.
Para chuparse los dedos. Y si no me creéis, probadlo y me contáis.

domingo, 5 de junio de 2011

sentencias positivas - segunda entrega

# Para que el mal florezca, lo único que se necesita es que las personas buenas no hagan nada, nada en absoluto.
# La preocupación solo tiene sentido si genera cambios.
# Genera tus propios factores para sentirte bien.
# Esto, también pasará.
# Cada día es el mejor del año.
# Una vida no vale nada, pero nada vale una vida.
# Si quieres ser rico, disminuye tu codicia.
# Procura no hacer nada igual que los demás, pero que parezca que lo haces todo de la misma manera que ellos.
# Si quieres encontrar amistad, dulzura y poesía en cualquier sitio, asegúrate de llevarlas contigo.
# Que tu pensamiento no rebase el tiempo presente.
# Quien no comprende una mirada, tampoco comprenderá una larga explicación.
# Primero aprendemos a andar y a hablar, luego a sentarnos tranquilos y a mantener la boca cerrada.
# Habla solo cuando estés seguro de que tienes algo que decir y sepas lo que es.
# Se puede comunicar el conocimiento, no la sabiduría.
# La imaginación nos consuela de lo que no podemos ser. El humor nos consuela de lo que somos.

...otro día, más...