martes, 24 de diciembre de 2013

Feliz Navidad

Que el espíritu de la Navidad inunde vuestros corazones y vuestros hogares para que vuestra luz interior alumbre vuestro entorno y a todos los que os rodean.

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!


sábado, 14 de diciembre de 2013

receta 48

A petición expresa de "La Cuqui" y ante la proximidad de las gastrofiestas navideñas, hoy os traigo una receta de 
MERLUZA RELLENA
que, como siempre, intentaremos que dentro de la laboriosidad, sea lo más sencilla posible.
Vamos a preparar primero el relleno. Para ello necesitamos colas de langostino peladas y troceadas, colas de gambas enteras, gulas, huevo cocido troceado, vino blanco, puerro y ajos (las cantidades las tendremos que calcular según el tamaño de la merluza).
En una sartén ponemos un poquito de aceite y cuando esté caliente añadimos el puerro  y el ajo picaditos.  Cuando comiencen a pocharse, añadimos el vino blanco y dejamos que hierva para que pierda el alcohol. añadimos después los langostinos y las gambas, damos un par de vueltas, añadimos las gulas, un par de minutos y el huevo duro picado. Retiramos del fuego y reservamos. (que conste que solo este relleno ya está para chuparse los dedos)
En una fuente para horno, ponemos la merluza abierta (habremos pedido al pescatero que le quite la cabeza y la espina central), salamos muy ligeramente y echamos por encima el relleno. Cerramos la merluza con cuidado y la sellamos con unos palillos que retiraremos cuando ya esté hecha.
En la misma sartén en que hemos cocinado el relleno (para qué vamos a manchar más cacharros) vamos  a preparar la salsa.  Ponemos un par de cucharadas de aceite y cuando esté caliente añadimos un par de cucharadas de harina. Removemos con una cuchara de madera y cuando comienza la harina a tostarse, un par de cucharadas o tres de tomate frito y otro chorretón de vino blanco. Mezclamos bien y vamos añadiendo poco a poco caldo de pescado y removiendo para que ligue la salsa hasta tener el aspecto de una bechamel muy clarita porque luego espesará en el horno (aquí lo suyo sería preparar un fumet con la cabeza y la espina de la merluza, las cabezas y cáscaras de los langostinos y de las gambas y unas verduras, pero como no queremos complicarnos la vida, vamos a utilizar caldo de pescado ya preparado del que venden en cajas en cualquier supermercado).
Cubrimos generosamente la merluza con la salsa y la introducimos en el horno previamente precalentado a 200 grados. Más o menos en 40 minutos la tendremos hecha, pero como cada horno es de una madre, tendremos que comprobar con un pequeño corte que está cocinada por dentro.


sábado, 7 de diciembre de 2013

mediterráneamente

La dieta mediterránea consiste en un "estilo de vida" basado en una dieta variada y equilibrada en la que predominan los alimentos obtenidos a partir de los cultivos tradicionales de esta zona geográfica bañada por el mar Mediterráneo (es decir, el trigo, el olivo y la vid) así como determinados hábitos de vida, como la socialización que, en cierta medida, están relacionados con los hábitos de alimentación.
Hablamos de una dieta que se ha ido desarrollando a lo largo de varios siglos y en la que, sin duda alguna, han influido gran cantidad de culturas que de una u otra manera han aportado ciertas características propias, dando como resultado que las características finales de la dieta mediterránea son la consecuencia de una sabiduría popular transmitida de padres a hijos a través de los siglos.
Está demostrado que los principales alimentos que componen esta dieta (pan, aceite de oliva, frutas, verduras, legumbres, hortalizas, pescado y vino) tienen efectos beneficiosos para la salud, destacando la baja incidencia de enfermedades cardiovasculares y de cáncer, teniendo como consecuencia una mayor longevidad de la población.

Como decía al principio, la dieta mediterránea es un "estilo de vida" y como tal comprende un conjunto de conocimientos, prácticas, rituales, tradiciones y símbolos relacionados  con los cultivos y cosechas agrícolas, la pesca y la cría de animales y también con la forma de conservar, transformar, cocinar, compartir y consumir los alimentos.
Comer juntos es uno de los fundamentos de la identidad y continuidad culturales de las comunidades de la cuenca del Mediterráneo, lo que pone de relieve los valores de hospitalidad, buena vecindad y diálogo intercultural, desempeñando además un papel esencial como factor de cohesión social en los festejos y celebraciones al agrupar a gentes de todas las edades, condiciones y clases sociales. 
Por todo esto, el pasado 4 de diciembre, La Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) acordó que la dieta mediterránea sea inscrita como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en Chipre, Croacia y Portugal, tres años después de aprobarlo para España, Grecia, Italia y Marruecos, con lo que la dieta mediterránea es ya Patrimonio de la Humanidad en siete países.


martes, 19 de noviembre de 2013

cuestión de equilibrio

En todos los momentos de nuestra vida tenemos que tomar decisiones. A menudo no es fácil decidir qué hacer. Somos responsables de nuestra vida, de nuestra carrera, de nuestras relaciones…  Tenemos que vivir nuestra vida conscientemente y obrar conscientemente.
Hay quien dice que cuando necesitamos tomar una decisión importante es necesario mantener la cabeza fría. Por otro lado también hay quien defiende que  no hay que  olvidar que somos seres humanos  y por eso hay ocasiones en las que tenemos que escuchar solo al corazón.  Otros piensan que para vivir una vida equilibrada  lo ideal es hacer caso a nuestras emociones pero al mismo tiempo no perder la cabeza.  Digamos que un 50% de emoción y un 50% de intelecto parece ser lo ideal.  El problema es que cuando las emociones están en medio no es tan fácil mantener la cabeza fría.
Lo que parece cierto es que hay que tomar las decisiones con la cabeza y con el corazón.  No podemos evitar los sentimientos, pero debemos adaptar nuestra toma de decisiones a la situación. En los negocios, en el trabajo, se toman las decisiones con más objetividad. En las relaciones personales, cuesta más.   Quizás el problema sea que no sabemos usar correctamente nuestras emociones.
Cada situación y cada decisión es diferente. Nunca somos capaces de decidir solo con la razón o con el corazón, sino que ambas cosas toman parte en cada una de nuestras decisiones, aunque no siempre sea en proporción 50/50. Hay casos en que debemos tener la cabeza fría cuanto nos sea posible y otros que tenemos que escuchar al corazón y dejar de lado las razones, pero siempre sin olvidar que si tomamos las decisiones con el corazón en la mano, las tomaremos sin corazón.


sábado, 16 de noviembre de 2013

maleta

La vida es solo un momento. Un momento solo tuyo. Por eso, mientras estés a tiempo, disfrútalo en su totalidad. Vive ahora. Vive tu vida y no te olvides de ser feliz, que a la postre es lo único que importa y que realmente vale la pena. Que nada de lo que crees que te pertenece te detenga, porque las cosas materiales y todo aquello por lo que luchas se van a quedar aquí...
Hace tiempo me contaron una historia que decía más o menos así:
Un hombre murió y vio a Dios acercarse con una maleta.
-Vamos, hijo, es hora de partir
-¿Qué traes en la maleta?
-Tus pertenencias.
-¿Mis cosas, mi dinero?
-Eso nunca te perteneció, eran del mundo.
-¿mis talentos, mi inteligencia?
-Eso no era tuyo, eran de las circunstancias.
-¿Mi familia, mis seres queridos?
-Esos no son de tu propiedad.
-¿Traes mi cuerpo?
-No, ese era del polvo.
-¿Mis recuerdos?
-Son del tiempo.
-Entonces ¿traes mi alma?
-Esa es mía.
En ese momento, lleno de miedo, el hombre cogió la maleta, la abrió y... ¡estaba vacía!
-¿Nunca tuve nada?
-No. Y sí. Cada uno de los momentos que viviste fueron solo tuyos...



martes, 29 de octubre de 2013

receta 47

Hoy os traigo una receta que he preparado para comer esta mediodía, fácil como todas las que pongo en el blog y, al menos para mi, muy rica:
PATATAS CON PULPO
En la olla a presión ponemos una cucharada de aceite de oliva y pochamos una cebolla picadita añadiendo un chorrito de vino blanco. Cuando está casi hecha, añadimos unas patatas pequeñas peladas y cortadas en rodajas como de un centímetro de gruesas, cubrimos con agua, añadimos un cubito de caldo de pescado, una punta de hoja de laurel y una bolsita de azafrán molido y llevamos a ebullición. Entonces añadimos pulpo cocido congelado (es más barato y para esta preparación está muy rico). Cerramos la olla y cuando suben las dos rayas del indicador de presión, apagamos el fuego y sin retirar la olla, esperamos a que baje antes de abrirla.
¡Y ya está! fácil ¿no?
A la hora de presentar el plato para comer, tenemos dos opciones, a cual más apetitosa: O bien lo servimos con su caldo, en plan caldereta (en la foto, plato de la derecha) o bien sacamos con una espumadera las patatas y el pulpo, sin caldo, y lo apañamos con un poco de pimentón picante y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, como si fuera "a la gallega" (plato de la izquierda ).
Cada uno que elija el que más le apetezca. Podemos hacer votaciones...


sábado, 12 de octubre de 2013

habitación con vistas

Dos hombres, ambos enfermos de gravedad, compartían la misma habitación en el hospital.
A uno de ellos se le permitía sentarse durante una hora por la tarde. Su cama estaba al lado de la única ventana de la habitación. El otro tenía que permanecer acostado todo el tiempo.
Todas las tardes, cuando el enfermo ubicado al lado de la ventana se sentaba, pasaba el tiempo relatando a su compañero de cuarto lo que veía por ella.
Con el tiempo, el enfermo que tenía que estar permanentemente acostado, se desvivía por esos periodos de una hora durante los cuales su compañero le deleitaba con los relatos de las actividades y con colores del mundo exterior.
La ventaba daba a un parque con un bello lago. Los patos y cisnes se deslizaban por el agua mientras los niños jugaban con sus barquitos en la orilla del lago. Los enamorados paseaban de la mano entre las flores de vivos colores. Era un paisaje con árboles majestuosos y, en la distancia, se divisaba una bella vista de la ciudad.
A medida que el enfermo de cerca de la ventana describía todo esto con detalles exquisitos, su compañero cerraba los ojos e imaginaba un cuadro pintoresco.
Una mañana, al entrar la enfermera, se encontró con el cuerpo sin vida del señor que ocupaba la cama próxima a la ventana que había fallecido durante la noche.
Su compañero quedó desolado. Cuando se llevaron el cuerpo sin vida de su amigo, pidió que le cambiaran a la cama que estaba cerca de la ventana.
Cuando se quedó solo, con mucho esfuerzo  y dolor se apoyó en un codo para poder mirar el mundo exterior por primera vez desde hacía mucho tiempo ¡Por fin tendría la alegría de verlo por sí mismo!. 
Se esforzó para asomarse por la ventana... y lo que vio fue la pared del edificio contiguo.
Confundido y entristecido, contó su historia a la enfermera que, sorprendida, le dijo que su amigo no podía ver ni la pared de enfrente porque... ¡era ciego!
Moraleja: Existe una inmensa alegría en poder alegrar a otros a pesar de nuestra propia situación. La aflicción compartida disminuye la tristeza pero cuando la alegía se comparte, se duplica.



viernes, 4 de octubre de 2013

dar crédito (o no)

Crédito. Bonito palabro.
Según el María Moliner, “dar crédito” significa aceptar algo como verdadero o como veraz. Por tanto, la expresión “No dar crédito” a algo es una forma enfática de decir “no me lo puedo creer”.
Por otra parte, crédito es también un “préstamo que se pide a una entidad bancaria debiendo garantizar previamente su devolución”, por lo que cuando un banco da -o concede- crédito lo hace pensando en sacar un beneficio y asegurándose  hasta donde puede que lo va a recuperar con intereses, tanto es así, que prácticamente tienes que demostrar que no lo necesitas para que te lo concedan.
Ahondando en la expresión, crédito  significa también “confianza que tiene una persona de que cumplirá los compromisos que contraiga”. Siguiendo con el tema de los bancos, si alguien pide un crédito a uno de ellos es porque tiene confianza en que podrá pagar el préstamo y los intereses correspondientes.
Y yendo un poco más allá, crédito también significa “reputación o fama”.
Juntando en una coctelera todos estos significados, puedo asegurar que teniendo en cuenta que no tengo muy mala reputación, y que tengo confianza en mis posibilidades, es decir, que no gozo de mal crédito, no doy crédito a lo que les cuesta a los bancos dar crédito hoy en día, máxime cuando, como todos, he tenido que dar crédito para que los rescaten, a pesar del poco crédito que tienen entre los ciudadanos,  del agujero en que se encontraban por su mala gestión.
¡¡¡Por Dios!!! Qué difícil es ser emprendedor en los tiempos que corren…
Pero como dicen algunas de las sentencias de mi colección: “No tiene que ser sencillo, tiene que merecer la pena”,  “El éxito en la vida no está en vencer siempre sino en no desanimarse nunca”, “La vida está llena de comienzos”, “Si sabes a dónde vas, el mundo entero se aparta para dejarte paso”, “Cada experiencia, buena o mala, tiene dentro de sí una bendición y  una lección”, “Quien no tiene metas no encontrará caminos”, “Si te encuentras en la dirección correcta, solo tienes que seguir caminando” y sobre todo  “No dejes que nada te desanime. Hasta una patada en el culo te empuja hacia adelante” y teniendo en cuenta que el que la sigue la consigue, hemos (sí, hemos) conseguido la financiación que necesitábamos y nuestro (sí, nuestro) proyecto ya está en marcha y muy pronto verá la luz.
Así que os aseguro que podéis dar crédito a lo que os digo y que muy pronto estará en marcha la nueva “Clínica Nutriestetica”
Estad al loro…


lunes, 30 de septiembre de 2013

receta 46

Hoy os presento un clásico: 
SOPA DE POLLO CON VERDURAS
Creo que podréis encontrar tantas variantes de esta receta como madres y abuelas ha habido, hay y habrá en el mundo mundial. De todos modos, aquí os dejo una versión facilita que espero que os guste.
Necesitamos un kilo de verduras variadas, un litro de caldo de carne y una pechuga de pollo.
En una cazuela con una chispa de aceite de oliva virgen extra, rehogaremos un poco la verdura bien picadita (podemos poner lo que queramos: zanahoria, acelga, cebolla, guisantes, puerro, patata...)
Una vez rehogada la verdura añadimos un litro de caldo (que podemos comprarlo hecho o hacerlo con un litro de agua y dos cubitos de caldo si no nos queremos liar) y dejamos que hierva todo unos 20 minutos.
Pasado ese tiempo le añadimos la pechuguita cortada muy pequeña y dejamos que cueza hasta que esté hecha.
Rectificamos el punto de sal si es necesario y la dejamos enfriar.
Y ya tenemos un plato de cuchara apetitoso y bajo en calorías.
¡Buen provecho!


domingo, 22 de septiembre de 2013

hablando de botox

Transcripción de entrevista  realizada en Punto Radio (archivo):

.Dentro de los servicios de medicina estética que se ofrecen en Clínica Nutriestética ¿también se encuentra el tratamiento con botox?
Por supuesto. Teniendo  en cuenta que actualmente, el rejuvenecimiento facial con botox es el procedimiento no quirúrgico más demandado y que va cobrando cada día más adeptos,  no podíamos dejar de ofrecerlo.
.Pero en realidad ¿qué es el botox?
Para ser exactos, hay que especificar que botox es el nombre comercial que el laboratorio Allergan , uno de los que la elaboran, dio a la toxina botulínica tipo A y que es una marca registrada por ellos. Actualmente hay otras marcas de toxina botulínica de distintos laboratorios (Vistabel, Azzalure, Bocouture) autorizadas para su uso en medicina estética, pero de manera general, botox ha quedado de cara al público como el nombre por el que se conoce a este tratamiento.
.Y en medicina estética ¿para qué se utiliza?
La toxina botulínica se utilza para eliminar o suavizar las arrugas de expresión faciales, fundamentalmente las del tercio superior del rostro como pueden ser las arrugas del entrecejo, de la frente y las conocidas como patas de gallo.
.¿cómo funciona la toxina?
La toxina botulínica inhibe la acetilcolina de la terminación nerviosa, lo que impide que el músculo en el que la hemos inyectado se contraiga. Es decir: lo paraliza. Al no poder moverse el músculo, no se contrae y no se forma la arruga
.¿cuánto dura su efecto?
Una vez inyectada la toxina, el propio organismo se encarga de reparar ese daño y comienza a generar nuevas terminaciones nerviosas para restablecer el contacto con el músculo. En general se puede decir que los efectos duran de 4 a 6 meses aunque según se van repitiendo las aplicaciones, los efectos se suelen prolongar ya que el músculo se debilita por falta de uso. También hay variables que influyen en la duración, como el grosor de la piel y la potencia del músculo (en hombres suele durar menos que en mujeres), la cantidad de gestos que haga cada persona y si las arrugas son más o menos profundas.
.Si la toxina botulínica se puede decir que es un veneno ¿no es peligroso inyectarlo? ¿no hay peligro de desarrollar botulismo? ¿es seguro el botox?
La toxina botulínica se lleva empleando en distintas especialidades desde hace más de 25 años con gran seguridad y eficacia. Actualmente millones de personas en el mundo se realizan este tratamiento con fines estéticos.  Teniendo en cuenta que una ampolla de las que utilizamos tiene 100 unidades de toxina y que los efectos tóxicos para una persona de 70 kgs se calculan a partir de las 2500 u.i, podemos asegurar que el botox es uno de los medicamentos más seguros de los que utilizamos los médicos en nuestras consultas, ya que podríamos multiplicar por 20 la dosis que utilizamos en estética y aun así no tendríamos ningún efecto peligroso para el organismo
.¿Cuál es la edad ideal para inyectarse botox?
Más que de la edad, depende de las características anatómicas de cada persona ya que hay jóvenes de 25 años que tienen un entrecejo muy marcado y que mejoraría mucho con botox  mientras que hay otras de más de 60 que no tiene entrecejo y que no lo necesitan, De todos modos, al ser también un tratamiento de prevención , se suele recomendar su aplicación a partir de los 35-40 años, antes de que se consoliden las arrugas de expresión
.¿Y tiene resultados naturales? ¿no queda cara “de máscara”, sin expresión?

Vuelvo a insistir en que botox es el tratamiento más demandado y por algo será. Su uso no cambia la expresión natural del rostro, dándole un aspecto más relajado y mayor luminosidad a la piel. La clave de su éxito es que es un método poco invasivo y de aplicación fácil y rápida ya que se aplica mediante pequeños pinchazos y no dura más de 20-30 minutos. Apenas provoca molestias, no interfiere con el rimo diario de la vida del paciente y consigue resultados tan visibles como naturales, siendo precisamente esta naturalidad lo que más llama la atención de este tratamiento.



domingo, 1 de septiembre de 2013

grasas: cantidad y calidad

Hace unos cuantos años no se le daba importancia ni a la cantidad ni a la calidad de las grasas pero hoy en día se ha demostrado la importancia de estos conceptos que son esenciales para la alimentación. Aún así, aún corren por ahí errores y falsos mitos en torno a estos nutrientes esenciales.

A diferencia de lo que mucha gente todavía cree, no toda la grasa es mala. De hecho, como decía más arriba, las grasas son nutrientes esenciales para nuestro organismo ya que son una fuente importante de energía (cada gramo de grasa aporta 9 Kcal), ayudan a absorber las vitaminas liposolubles (A,D,E y K) y son componentes de las membranas celulares. Por este motivo es importante destacar que en una dieta equilibrada, alrededor del 30% de la energía diaria necesaria debe proceder de las grasas (o lípidos).

Básicamente podemos dividir las grasas en dos tipos: las saturadas y las insaturadas. Entre otras diferencias, podemos destacar que las grasas saturadas son sólidas a diferencia de las insaturadas que son líquidas a temperatura ambiente.

Las grasas saturadas son las que encontramos mayoritariamente en los alimentos de origen animal (carnes, lácteos enteros y derivados, mantequilla, nata… que también están presentes en bollería industrial…). Este tipo de grasas, consumidas en exceso, pueden ser perjudiciales ya que tienden a aumentar el colesterol total y el colesterol “malo” o LDL.  Uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, la hipercolesterolemia, está relacionado con un excesivo consumo de grasas saturadas, ya que a mayor consumo de grasa saturada, mayor nivel de colesterol en sangre. Por tanto, insistiremos en que una reducción del consumo de este tipo de grasas contribuye también a la reducción y prevención de dicho factor de riesgo.

Por otra parte, las grasas insaturadas son las que encontramos principalmente en los alimentos de origen vegetal como los aceites vegetales de oliva, girasol, etc. (menos los de coco, palma y palmiste, que aunque son de origen vegetal contienen grasas saturadas y que están presentes en muchos alimentos industriales camuflados bajo la leyenda genérica “aceites vegetales” sin especificar su origen), los frutos secos o las margarinas. Al contrario de las anteriores, las grasas insaturadas contribuyen al cuidado de la salud cardiovascular y pueden ayudar a reducir el colesterol dentro del marco de una alimentación variada y equilibrada que incluya frutas y verduras.


Por último, independientemente de su origen o de que sean buenas, las grasa son, como ya hemos mencionado, una fuente concentrada de energía (calorías) y debemos tener cuidado de no excedernos en su consumo si deseamos controlar nuestro peso.


viernes, 23 de agosto de 2013

receta 45

Hoy os dejo una receta nueva, muy fácil de hacer, como casi todas las que os voy poniendo (ya sabéis que uno es muy simple y lo demuestra hasta en la forma de cocinar).
Es un plato muy apetecible y fresco, ideal lo mismo para comer en verano como para utilizar de entrante en una comida con invitados o por qué no, para comenzar un menú navideño.
ROLLITOS DE SALMÓN Y LANGOSTINOS CON ABRIGO DE JAMÓN IBÉRICO
¿qué bien suena, no?
Para dos personas, necesitaremos 100 grs. de salmón ahumado, 10 langostinos cocidos, una cucharada colmada de mayonesa light, 4 lonchas finas de jamón ibérico y albahaca picada. Si estáis más comensales, calculad la proporción, que no es tan difícil, jeje.
Pelamos y picamos los langostinos. Picamos el salmón y lo juntamos con los langostinos (el tamaño del picado, a vuestro gusto. A mi me gusta encontrarme tropezones). Añadimos la mayonesa y albahaca picada y hacemos una mezcla homogénea.
Estiramos las lonchas de jamón ibérico, ponemos encima la mezcla y enrollamos.
Servir sobre un lecho de lechuga (o escarola o rúcula...) picada a modo de decoración o con albahaca picada por encima...
Es un plato ligero que aporta pocas calorías, proteínas de calidad y grasas insaturadas saludables para el corazón (polinsaturadas omega 3  en el salmón y monoinsaturadas en el jamón ibérico)
Así que si además de rico es sano y ligero ¿qué más queremos?


domingo, 4 de agosto de 2013

pregunta importante

Durante mi estancia en la Universidad, un profesor nos hizo un examen sorpresa. Todos refunfuñamos, pero intentamos hacerlo  lo mejor posible. 
El examen constaba de diez preguntas. Todo iba más o menos bien hasta que llegué a la última:
¿Cómo se llama el bedel de la sala de Anatomía?
Seguramente esto era algún tipo de broma del profesor... Yo había visto muchas veces al bedel. Tenía unos sesenta años, estaba bastante calvo, desdentado, tenía una voz ronca... incluso alguna vez había cruzado alguna palabra con él para preguntarle alguna cosa, pero ¿por qué iba a saber su nombre?
Entregué mi examen dejando la última pregunta en blanco.
Antes de que terminara la clase, alguien preguntó al profesor si la última pregunta contaría para la nota del examen.
-Absolutamente-, dijo el profesor. En sus carreras profesionales ustedes conocerán muchas personas. Tengan en cuenta que todas son importantes. Ellas merecen su atención y su cuidado, aunque solo les sonrían y digan : -¡Hola!-
Nunca olvidé esa lección.
¡Ah! y también aprendí que el bedel se llamaba Isidoro...

Aunque realmente el bedel de la sala de Anatomía se llamaba Isidoro, esta no es una anécdota personal, sino una "adaptación" de una historia que me contaron hace tiempo con la que comulgo plenamente y cuyo trasfondo también he intentado transmitir a mi hijo. Respeta a cada ser humano que conozcas. Todos somos importantes. Los padres, los hijos, los abuelos, los hermanos... Los jefes, los empleados, los compañeros... Los profesores, los alumnos, los bedeles, la señora de la limpieza... Los médicos y los pacientes... Los conductores y los pasajeros... Todos.
No cuesta tanto y la recompensa es grande.


sábado, 13 de julio de 2013

mírame, diferénciate, humanízate


Mirad primero el vídeo... y luego hablamos



Como médico me siento cien por cien identificado con la paciente. 
Probablemente, el hecho de que accedan a la carrera solo las mejores notas de bachillerato esté consiguiendo que tengamos muchos médicos "cerebritos" pero sin vocación.
Hay (y todos conocemos) muchos médicos con grandes conocimientos pero que no saben (a algunos parece que les repele) tratar a los pacientes (y por consiguiente a las personas).
Dice un viejo aforismo que el médico debe "CURAR A VECES, ALIVIAR A MENUDO Y CONSOLAR SIEMPRE".
Pero como hay otro que dice que "hipócritas los hay en todos los sitios: en la calle, en la oficina, en el gobierno, en las iglesias... y hasta en el espejo" voy a entonar el mea culpa.
Estoy convencido de que la introducción de las nuevas tecnologías en las consultas ayuda en muchos aspectos y aunque hace que la ciencia avance y los conocimientos mejoren, también está ayudando a "deshumanizar" la medicina.
Por poner un ejemplo (muy) cercano, en la empresa en que trabajo por las mañanas se ha implantado un macroprograma informático que no dudo que tenga sus ventajas, pero al tener que estar tan pendiente de pulsar el ratón y rellenar tantas pestañas y pantallas, también ha conseguido que en el día a día de la consulta yo (y todos mis compañeros) esté haciendo lo que tanto he criticado de otros colegas que no es otra cosa que dedicar más tiempo al ordenador que al paciente y no mirarle a la cara como se merece y creo que se espera de mi (igual que sucede en el video). Si quiero compensarlo, esto se traduce en visitas más largas, lo que no siempre es posible.
Por eso, si a alguno de los que leéis esto os tengo que atender algún día, os pido por favor que no me dejéis dejar de prestaros atención y, si llega el caso, que me llaméis la atención para ayudarme a no perder el norte.

domingo, 2 de junio de 2013

otra de vasos

En una reunión de crecimiento personal, el orador tomó un vaso con agua y lo enseñó al respetable. Todos los asistentes esperaban la clásica pregunta ¿está medio lleno o medio vacío? pero la pregunta fue ¿cuánto pesa el vaso?
Las respuestas no se hicieron esperar: 150grs, 200grs, 250grs... incluso hubo algún listillo que se preguntó si solo se refería la peso del vaso o también había que calcular el del agua que contenía...
Al cabo de un rato, el ponente explicó: Realmente, no importa lo que pesa el vaso, sino el tiempo que lo sostengo. Si lo sostengo un par de minutos, no hay problema, pero si lo sostengo un par de horas, la cosa cambia y el brazo me dolerá... y si lo sostengo un día entero, seguramente mi brazo se entumecerá e incluso se paralizará...
Si nos damos cuenta, el peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sostengo, más pesado y más difícil de soportar se vuelve. Incluso genera dolor e impotencia donde antes no los había.
Y el profesor continuó diciendo: Las preocupaciones son como este vaso de agua. Si pienso en ellas un rato, no pasa nada. Si pienso en ellas mucho tiempo, empiezan a doler, pero si pienso en ellas tooodo el día, acabaré sintiéndome paralizado e incapaz de hacer nada.
Así que ya sabemos: Acumular tensiones y preocupaciones o soltar la carga antes de que comience a doler, solo depende de nosotros. No aferremos ese vaso demasiado fuerte ni durante demasiado tiempo. De vez en cuando hay que parar el pensamiento y acordarse de soltar el vaso.


lunes, 20 de mayo de 2013

vergüenza (sin)


Vergüenza. Bonito palabro, siempre que la tengas.

Según el DRAE, vergüenza significa, en su primera acepción, "turbación del ánimo, que suele encender el color del rostro, ocasionada por alguna falta cometida, o por alguna acción deshonrosa y humillante, propia o ajena". Y sinvergüenza, dicho de una persona: "Que comete actos ilegales en provecho propio, o que incurre en inmoralidades".

En estos días corren ríos de tinta en los medios de comunicación hablando de gente que tiene muy poca (escándalos de corrupción, amiguismos varios, imputados, desfalcos, fraudes...) y no seré yo quien a estas alturas intente competir con los profesionales  que viven de hablar de ello.

Pero sin llegar a esos niveles, creo que todos conocemos a alguien, bien directamente o por proximidad, que perfectamente podría encajar en el capítulo de los 0,0% de este ingrediente.

Mis últimas experiencias laborales, sin ir más lejos, me han hecho conocer a alguno que, tras cerrar dos empresas dejando impagados a trabajadores, proveedores y demás (y hablamos de mucha pasta), ya está debiendo dinero (retrasos en nóminas, por lo menos) en otras de las empresas que tiene y aun así, tiene la osadía (por no decir otra cosa) de ir haciendo ostentación (cambio de coche y de vivienda, preparativo de boda por todo lo alto...) y de permitirse el lujo de dar clases de gestión y charlas sobre cuáles son las claves del éxito empresarial... ¡manda cojones!!!

Pero eso sí, si les preguntas, estos "sin" (vergüenza) te dirán que ellos son "muy buenos" y que la culpa de que sus ideas no cuajen o sus proyectos  no funcionen (es decir, su propia incompetencia) siempre es de los demás, ya que como el del chiste que iba por la autopista en dirección contraria, son incapaces de reconocer que son ellos los que van en la dirección equivocada.

En fin... "cosas veredes, amigo Sancho, que farán fablar las piedras..."

domingo, 12 de mayo de 2013

recetas 43 y 44

Revisando el archivo del blog, me he dado cuenta de que en todo lo que va de año no he puesto ninguna receta y por eso estoy aquí, dispuesto a desfacer el entuerto y por el mismo precio, hoy os traigo no una, sino dos.
Aunque la idea principal es básicamente la misma, el resultado es completamente distinto y, por qué no, complementario. Y como podréis comprobar, fácil no, facilísimo (para tontos, vamos).

1. BOQUERONES EN VINAGRE SOBRE CAMA DE TOMATE
Pelamos un tomate grandecito y lo picamos con el cuchillo en trocitos pequeños. En un bol lo mezclamos con ajo molido, una pizca de sal y un poquito de aceite de oliva.
Con esa mezcla cubrimos la base de un plato o una fuente pequeña y colocamos encima unos boquerones en vinagre (los venden ya hechos en cualquier supermercado). Pulverizamos con aceite de oliva virgen extra y ¡a disfrutar!



2.- FILETES DE ANCHOA SOBRE CAMA DE PIMIENTOS DEL PIQUILLO
Misma idea. Picamos a cuchillo unos pimientos del piquillo y los mezclamos con ajo molido, una pizca de sal y un poquito de aceite de oliva. Con esa mezcla cubrimos el fondo de un plato o una fuente pequeña y colocamos encima unos filetes de anchoa en semiconserva. Pulverizamos con aceite de oliva virgen extra y ¡venga! ¡a darse un homenaje!


Cualquiera de los dos platos lo podemos presentar de dos formas: O bien como una ensalada (como en las fotos) o bien como canapés, poniendo sobre unos panecillos un poco del picado de tomate o de pimiento y encima uno o dos filetes de boquerón o de anchoa.
Ya me contaréis si los probáis...

domingo, 21 de abril de 2013

fin de etapa

Siempre he defendido que la vida es una carrera por etapas, igual que el Tour de Francia o la Vuelta a España. Tiene un punto de partida y un punto final, pero no se hace toda de un tirón, sino que hay que ir completando etapas y mientras no acabas una, no comienzas la siguiente y la única manera de acabarla sin llegar a meta es abandonando por una u otra razón...
Hay etapas llanas, etapas de montaña, contra reloj... Se puede marchar en pelotón o en solitario. Se puede llegar el primero en una etapa y el último en la siguiente. Puedes estar que te sales o sufrir una "pájara" que te deja sin fuerzas...

En septiembre de 2010 y haciendo referencia a esta misma teoría de las etapas, os comunicaba que tras más de veinte años, cerraba mi consulta para incorporarme como Director Médico al nuevo proyecto de Sophie Santé y DFF... Pues bien, esa etapa ha llegado a su fin.
Profesionalmente ha sido una experiencia muy gratificante, en la que he aprendido mucho, he conocido compañeros muy válidos y con mucho talento y he hecho buenos amigos.
Pero del mismo modo que digo que profesionalmente ha merecido la pena, laboralmente ha sido un desastre y después de EREs, reducciones de jornada, impagos, concursos de acreedores, nuevos impagos, propuestas de reducción salarial, mentiras continuadas y promesas incumplidas, he decidido poner el punto final a este renglón (torcido).
Ahora, igual que en las carreras por etapas hay jornadas de descanso, me toca un periodo de reflexión para valorar si aparece alguna oferta interesante (difícil en los tiempos que corren), si me planteo volver a abrir la consulta o si me dedico a descansar por las tardes y a dedicar el tiempo a otras cosas que no sean trabajo. No hay nada decidido. Seguro que os enteráis de cual será mi nueva etapa.
Tengo claro que "lo que hoy es tu meta, mañana será tu punto de partida", o dicho de otro modo, "la mierda de hoy es el abono de mañana".
Y por supuesto que no me arrepiento de esta etapa, porque todos los intentos son un éxito: Unas veces ganas y otras aprendes.


sábado, 30 de marzo de 2013

felicidad

Felicidad. Bonito (muy bonito) palabro.
La felicidad es un estado de ánimo que propicia paz interior, una cualidad producto de un estado de armonía interna que se manifiesta como un sentimiento de bienestar que perdura en el tiempo. También es definida como una condición interna de satisfacción y alegría. 
Desde hace algún tiempo vengo coleccionando frases (sentencias les llamo) que tengan un trasfondo positivo y entre ellas hay unas cuantas que hacen referencia de uno u otro modo a la felicidad. Aquí os dejo esa selección. Elegid cada uno la o las que mejor os encajen. Desde aquí os invito a dejar vuestros comentarios al respecto y a añadir las que os apetezca.

.Uno es todo lo feliz que previamente se ha propuesto serlo.
.Si no eres feliz con lo que tienes, tampoco lo serás con lo que te falta.
.Todo lo que se necesita para ser feliz es algo con lo que estar entusiasmado.
.No hay mejor momento que ahora para ser feliz.
.La felicidad es un viaje, no un destino.
.La persona que hace todo lo posible para que la felicidad dependa de sí misma y no de los demás, ha adoptado el mejor plan que existe para eser feliz.
.No hay camino a la felicidad. La felicidad es el camino.
.Felices los que saben reirse de sí mismos porque nunca terminarán de divertirse.
.Sigue a tu felicidad.
.Si no eres feliz y no puedes resolver la situación, sal de ahí.
.Quien busca la felicidad fuera de sí mismo es como un caracol que camina en busca de su casa.
.La felicidad es una cualidad evasiva. Si la buscas no la encuentras.
.Estando siempre dispuestos a ser felices es inevitable no serlo algún día.
.Cuando siembras rencor y amargura, la felicidad se va a otra parte.
.La felicidad no se puede practicar, solo se puede permitir.
.El que no aprende el idioma de la gratitud no podrá dialogar con la felicidad.
.La felicidad empieza cuando uno deja de lamentarse por los problemas que tiene y agradece los que no tiene.
.No te pierdas las pequeñas alegrías mientras esperas la gran felicidad.
.Algunas personas causan felicidad adonde van. Otras cuando se van.
.Mientras encuentras lo que buscas, sé feliz con lo que tienes.
.Decídete a ser feliz hoy.
.La única manera de multiplicar la felicidad es compartiéndola.
.La felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía.
.Sé flexible y  serás feliz.
.Concéntrate en lo que está pasando en tu vida y sé feliz ahora.
.La felicidad es un estado mental en el que solo uno mismo puede entrar.
.Cuando no sepas qué ponerte ¡ponte feliz!
.El humor es la puerta de la risa y la risa es la puerta de la salud, del bienestar y de la felicidad.
.La felicidad no es un sentimiento. Es una decisión.
.Si albergas amargura en tu corazón, la felicidad buscará otro sitio donde acomodarse.
.No dejes que tu felicidad dependa de algo que puedes perder.
.Lo que te hace feliz te hace rico.
.Haz más a menudo lo que te hace feliz

Y para terminar, os dejo este vídeo en el que se demuestra que uno puede ser feliz con cosas insignificantes. ¡disfrutadlo! 

video

domingo, 24 de marzo de 2013

y otro más

Y aquí estamos!!!
Feliz de cumplir otro año más. Vista la alternativa, espero seguir acumulando muchos, pero eso sí, de uno en uno.
De momento, otro más "pa la saca".
Así que ya tengo los 18 cumplidos (pero bien cumplidos, jeje) y como he apagado "todas" las velas de un soplido, seguro que se cumplen mis deseos y este año va a ser la bomba.
Bueno, me agarro de las orejas y empiezo a felicitarme de vuestra parte ¿os parece?


miércoles, 6 de marzo de 2013

tú sí que vales

Si vas a dudar de algo, duda de tus límites.
Eso le dije a mi hijo antes de que afrontara su primera media maratón, porque resulta que el pasado fin de semana hemos aprovechado la ocasión y hemos ido mi hermano, mi sobrino y yo a correr la media maratón de Salamanca y he "engañado" a mi hijo para que se decidiera a correrla con nosotros.
No había entrenado mucho, pero aunque tiene veinte años y de un modo u otro nunca ha dejado de hacer algo de deporte, él no tenía muy claro que pudiera ser capaz de correr casi dos horas seguidas porque no lo había hecho nunca.
Así que mi (nuestro) objetivo era que el pequeño de la saga de corredores consiguiera su reto de terminar los 21.097 metros que separan la salida de la meta.
Y la terminó. Vaya que si la terminó. Con alguna que otra ampolla en las plantas de los pies, sufriendo un poco al final, pero pudo con ella. Y llegó por delante  de mi, esperó junto con su tío a que llegáramos su primo y yo para entrar en meta todos a la vez en menos de dos horas. Teníais que haber visto la cara de satisfacción con que cruzó la línea de meta. Y la nuestra también. Y la de su madre que estaba esperando en la meta. Y la de su tía, sus tres primos y su amiga/hermana de Salamanca.
En resumidas cuentas, pasamos un fin de semana estupendo y conseguimos nuestro objetivo.
Además, la experiencia, tanto de la preparación previa como de la carrera en sí, espero que haya encerrado para él un par o dos de buenas lecciones: Que si uno se propone un objetivo y se prepara para ello, puede conseguir casi cualquier cosa; Que en las carreras de fondo (atléticas y vivenciales) hay que saber dosificar las energías para no quedarse en el camino; Que un trabajo en equipo hace más fácil superar los obstáculos y, aunque no se dio el caso, que si lo intentas con todas tus ganas y ves que no puedes, una retirada a tiempo puede ser una victoria de la que aprender para el siguiente intento.
Tú sí que vales!!! Créetelo!!! porque si tú no te lo crees, los demás se lo creerán menos.
Enhorabuena campeón (es)!!!



domingo, 17 de febrero de 2013

amigos

Amigo. Bonito palabro.
El DRAE define amigo como el "que tiene amistad" y amistad, en su primera acepción, como "afecto personal puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato".
Por otra parte, según la wikipedia, "la amistad (del latín amicitas, por amicitia, de amicus, amigo, que deriva de amare, amar) es una relación afectiva entre dos o más personas y una de las relaciones interpersonales más comunes que la mayoría de las personas tiene en la vida". 
Dicho esto, es curioso lo de los amigos. Al menos en mi caso.
La amistad se da en diferentes etapas de la vida y en diferentes grados de importancia. Tengo un par de muy buenos amigos desde la niñez y el caso es que apenas nos vemos. También tengo mi cuadrilla de amigos desde la época de estudiantes a los que, por circunstancias, también veo muy poco a pesar de vivir casi todos en la misma ciudad.
Como la amistad nace cuando las personas encuentran inquietudes comunes, más recientemente he hecho buenas amistades a través del trabajo y del deporte. Personas con las que comparto más tiempo y aficiones y con las que tengo un trato genial.
Pero cuando hablo de MIS AMIGOS (sí, con mayúsculas), siempre me refiero a los mismos, a esos dos amigos de la infancia y a mis amigos de la cuadrilla que mencionaba al principio y que, aunque apenas veo, sigo considerando mis amigos. Es con estos con los que, cuando  estás con ellos, sigues teniendo la misma confianza y el mismo grado de intimidad que cuando te veías a diario y te pones "al día" enseguida porque con ellos hay un vínculo especial.
Y es que los amigos son como las estrellas, que aunque a veces no las veas, sabes que siempre están ahí, porque estoy seguro de que si en cualquier momento necesito echar mano de ellos (y ellos de mi), allí estaremos.
Siempre digo que lo malo de preguntarle a alguien ¿qué tal está? es que te lo cuenta. Aun así, un amigo es aquella "rara avis" que te pregunta ¿cómo estás? y se espera a escuchar la respuesta.
Porque, entre otras cosas, un amigo es aquel que se ríe con tus chistes aunque no sean tan buenos y se conduele de tus problemas aunque no sean tan graves.


lunes, 14 de enero de 2013

cruzar la calle

Pero  ¿es que siempre voy a tener que tener cuidado con la dieta? preguntan muchos pacientes. Y yo les contesto:
Por supuesto .
Tengamos presente que ya tenemos comprobado que si nos hemos puesto en tratamiento para perder peso es porque tenemos una cierta tendencia a cogerlo. Si seguimos el tratamiento, seguramente conseguiremos perder peso, pero no la tendencia a cogerlo de nuevo.
Yo suelo preguntar a quienes me hacen esta pregunta: ¿Acaso no tienes cuidado al  cruzar la calzada? ¿no miras a izquierda y derecha para ver si vienen coches? ¿y no miras siempre? ¿no tienes cuidado siempre? ¿o solo tienes esa precaución dos o tres meses al año y el resto cruzas al buen tun-tún? Seguro que no ¿verdad?
Pues con la dieta pasa lo mismo. O miras a izquierda y derecha antes de “cruzar el plato” o pueden venir los kilos y pillarte de nuevo. Y tienes que tener precaución siempre, no solo en enero y febrero y el resto del año no.
En este sentido, eres como un boxeador al que si baja la guardia, le pueden dar dos mil puñetazos en el mismo ojo (y no sacárselo de milagro).
Por tanto, no bajemos la guardia, aunque hayamos perdido ya los kilos que nos sobraban. 
Volvemos a comprobar aquí la importancia que tiene plantearse el tratamiento como un cambio de hábitos de alimentación y no pretender “simplemente”adelgazar.
Recordemos: Con la dieta podemos bajar peso, no la tendencia a subirlo.