sábado, 6 de diciembre de 2014

compasión

Compasión. Bonito palabro
Según nuestro amigo el DRAE,  compasión (Del latín compassĭo, -ōnis), es un sentimiento de conmiseración y lástima que se tiene hacia quienes sufren penalidades o desgracias.
O sea, que compasión quiere decir literalmente “sufrir juntos”, o dicho de otro modo, la capacidad de sufrir con los otros.
Pero si nos quedamos en esta definición, no nos tiene que extrañar que compasión suela confundirse con lástima y, por ende, autocompasión con victimismo, en lugar de darnos cuenta que la compasión es uno de nuestros Valores Personales que nos hace ser conscientes de los problemas del otro y, por tanto, en disposición de poder ayudar. Es ese valor que nos hace sensibles a los males de las otras personas y nos impulsa a aliviar o a reducir su sufrimiento. Es una forma de solidaridad que nos vincula con los demás, pero también es una expresión de generosidad, ya que por un momento dejamos de pensar en nosotros mismos para poner nuestra inteligencia, imaginación y sensibilidad al servicio de quienes las necesitan.
La compasión, es el deseo en nuestro interior de ver a los demás bien, de ayudarlos a ser felices, a que cumplan sus sueños y a que superen momentos difíciles y se encuentra en actos tan sencillos como escuchar, compartir y recordar. Tiene en cuenta la realidad de otras personas. Es bondad, benevolencia, amistad y se  muestra siendo amable, simpático y útil a los demás.
Así que compasión es sentir y dar amor a quien está sufriendo, sean los demás o uno mismo, ya que la autocompasión no deja de ser ese sentimiento de amor dirigido hacia uno mismo cuando ese uno mismo se encuentra en medio del sufrimiento, convirtiéndose en una poderosa herramienta de nuestra inteligencia emocional mediante la cual conseguimos generar nuevas emociones positivas aceptando las negativas.
Por todo esto, y por más, creo que podemos asegurar que la compasión hace mejor a las personas y al mundo.

Si quieres que otros sean felices, practica la compasión. Si quieres ser feliz tú, practica la compasión”.



domingo, 23 de noviembre de 2014

receta 51

Últimamente tengo el blog un pelín desatendido, pero es que de vez en cuando, lo que me apetece cuando tengo un rato libre es descansar, que falta me hace.
Aprovechando que ayer estuve cocinando un rato para tener algún plato preparado los días que vamos mal de tiempo, os voy a dejar la receta de uno de  los que preparé, por si os apetece hacerlo a vosotros.
Sigo intentando hacer platos muy fáciles y sencillos, que no se pasen de calorías y que nos sirvan para comer bien y además para comer bien.
Allá va.
ALBÓNDIGAS DE PAVO CON CHAMPIÑONES.
Las albóndigas las compré ya preparadas, aunque si tenéis tiempo y ganas, las podéis preparar vosotros mismos.
En una cazuela, ponemos un par de cucharadas o tres de aceite de oliva y rehogamos una cebolla picada en trocitos pequeños. Cuando empiece a pochar la cebolla, añadimos unos champiñones laminados y mientras seguimos rehogando, echamos un chorretón de brandy (o de vino blanco, al gusto) y tres o cuatro cucharadas de tomate natural triturado. Ajustamos de sal. Un golpe de pimienta y espolvoreamos con ajo molido. Dejamos hervir un rato (si espesa mucho, podemos añadir un poquito de agua, no mucha para que no se quede la salsa desligada) y añadimos las albóndigas, que se vayan haciendo en esa misma salsa y perejil picado.
En unos minutos está listo para servir y degustar.
El resultado, el de la foto.
Rico, rico, sano, sano y fácil, fácil.
Salud.


domingo, 28 de septiembre de 2014

pequeños milagros

Hoy te deseo un día lleno de cosas pequeñas de las que puedas estar agradecido:  que te traigan el desayuno a la cama, escuchar tu canción favorita en la radio, elegir la fila más rápida en el supermercado, encontrar las llaves justo donde las buscas o el tierno abrazo de tu pareja solo por ser tu pareja.
Te deseo un día de milagros comunes, como una taza de café recién hecho, la llamada inesperada de un viejo amigo, semáforos verdes camino al trabajo, la sonrisa de alguien que atendiste o el beso de tus hijos al llegar a casa.
Te deseo un día de pequeños trozos de perfección que te hagan sentir que Dios te está sonriendo y que eres alguien especial y único.
Te deseo un hermoso día lleno de paz, felicidad y dicha.


miércoles, 6 de agosto de 2014

receta 50

Estamos en veranito, tiempo de ensaladas. 
Confieso que soy un fan de las ensaladas. En general son platos ligeros y apetecibles, muy socorridos porque se puede utilizar casi cualquier ingrediente y que muchas veces te solucionan una comida rápida como entrante o, si le añadimos alimentos proteicos (huevo, pescado, marisco, pollo...) un plato único y completo.
No pensemos que por el hecho de ser ensalada siempre es bajo en calorías. Depende lo que le echemos (queso de cabra, foie, pato...) y con qué la aliñemos (mahonesa, nata...), podemos conseguir una ensalada de alto poder calórico, así que, si estamos intentando cuidar la línea, ojo al plato para no cometer errores.
Hoy os voy a dejar una 
ENSALADA DE COL, ZANAHORIA Y MANZANA
que es una variante "ligera" de la típica ensalada americana.
Prepararla es tan sencillo como cortar en juliana un buen trozo de berza o col en cualquiera de sus variantes (la parte interna, la del cogollo, está más tierna), una o dos zanahorias peladas (se puede hacer la juliana haciendo tiras con el mismo pelaverduras) y una manzana ( a mi me gustan más las "duritas", que sean más crujientes, pero eso ya va en gustos). Si queremos, podemos añadirle también una juliana de cebolla.
Mezclamos los ingredientes en un bol con un poquito de sal y le añadimos una vinagreta echa con 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, un par de cucharadas de vinagre (de jerez o de manzana, a gustos) y una cucharada de mostaza (de Dijon o a la antigua) .
A masticar y a disfrutar.
(recordad que los alimentos que exigen más masticación, producen más sensación de saciedad)
Y si está fría, mejor


martes, 3 de junio de 2014

3-6-89

Un día más. Un año más. 
Y ya van veinticinco desde que decidimos casarnos. Treintaycuatro desde que comenzamos nuestra andadura juntos.
Quiero escribirte algo bonito, pero no encuentro palabras para expresar sentimientos. Vienen a mi cabeza frases sacadas de estribillos de canciones de lo más diverso. Con ellas podría tejer algún que otro verso. Pero prefiero seguir tejiendo mi vida a tu lado con algún que otro beso.
Porque andadura viene de eso: De andar a las duras. Y a las maduras. Y a las más duras.
Porque para vivir toda una vida juntos hemos tenido que pasar por muchas etapas. Etapas llanas, cuesta arriba, cuesta abajo, de transición, frenéticas…
Y por muchos estados de ánimo. Desde los más “planos” a los más agitados.
Y por muchas tormentas emocionales y por los periodos de calma y bonanza entre una y otra.
Pero sabiendo que los dos somos la tripulación de nuestro barco y que si no queremos que vaya a la deriva tenemos que aunar esfuerzos y seguir remando en la misma dirección.
Y ceder. Y compartir. Y aguantar. Y no aguantar a veces.
Pero siempre desde el respeto mutuo que nos tenemos y del amor y cariño que seguimos cultivando. Día a día. Año a año.
Porque a pesar de todo, o quizás por todo, quiero seguir siendo feliz. A tu lado. Contigo. Al menos otros veinticinco años. O más.
Y me gustaría que tú lo fueras. A ser posible a mi lado. Conmigo. O a pesar de mi.
¿Lo seguimos intentando?

Te quiero. 
(Más de lo que imaginas).



miércoles, 28 de mayo de 2014

22 ya

Cuentan que los indios Cherokee tienen que realizar un ritual muy duro que han de superar los niños en su paso de la infancia a la juventud.
Cuando el niño empieza su adolescencia, su padre lo lleva al bosque, le venda los ojos y se va, dejándolo solo.
El adolescente se sienta en un tronco toda la noche. No puede quitarse la venda de sus ojos hasta que los rayos del sol brillen de nuevo en la mañana.
El niño vive momentos de miedo, de temor, de terror.
Puede oír toda clase de ruidos, bestias que rondan, lobos que aúllan, quizá algún humano. Escucha soplar el viento, crujen los árboles y él sigue sentado en el tronco, sin quitarse la venda. Así puede llegar a ser hombre.
Al final de esa tremenda noche, aparece el sol. El niño se quita la venda. Entonces, descubre a su padre sentado junto a él. Su padre no se ha ido para proteger a su hijo de cualquier peligro, sin que el hijo se diera cuenta.

Superar los miedos implica convertirte en una persona valiosa a tus propios ojos.
El miedo a ser uno mismo es de esos miedos que deberían ser ilegales.
De los miedos a superar, el más necesario es el miedo al cambio.
El único miedo que todos deberíamos tener es el miedo a no ser felices.

Y recuerda que si supieras quien te acompaña siempre por la senda que elegiste, nunca tendrías miedo ni incertidumbre.


No solo crezcas. Florece.
(feliz cumpleaños)

domingo, 11 de mayo de 2014

cultivando la buena suerte

Estaba haciendo de jardinero de primavera con las macetas de mi balcón y al regar la de los tréboles de cuatro hojas, que ya han brotado y están preciosos (lo podéis comprobar en la foto), se me ha ocurrido que plantar estos tréboles es una forma curiosa de cultivar la buena suerte.

Hay distintas definiciones para lo que se conoce como “buena suerte“. Se dice que es azar, un suceso imprevisto, favorable o agradable que ocurre por casualidad… pero si nos fijamos bien, la buena suerte casi siempre tiene sus raíces en una conducta anterior, ya que incluso los sucesos más improbables, como que nos toque la lotería, parten de lo que hemos hecho nosotros para que eso suceda. Es decir, si queremos que nos toque la lotería… aquí me acuerdo del chiste de un señor que iba todos los días a la iglesia a rezar: “Señor, por favor, haz que me toque la lotería” y así todos los días, uno tras otro: “Señor, por favor, haz que me toque la lotería”, hasta que un día, el Señor, harto de escucharle, le dijo: “Vale macho, yo hago que te toque la lotería, pero tú al menos tienes que comprar un décimo…”

En definitiva, la buena suerte sí existe, pero la hemos de provocar nosotros en la mayoría de las ocasiones y actuando, ya que quedarse esperando a que algo mejore no es la respuesta. Si no hacemos nada, la tendencia de las cosas es ir a peor. ¿No os ha pasado alguna vez?

Una actitud creativa dirá que la buena suerte es planear, explorar, descubrir y, si algo va mal, responsabilizarnos de nuestra propia realidad. O como dice Alex Rovira en su libro “La Buena Suerte”, crear Buena Suerte únicamente consiste en... ¡crear circunstancias! Y dado que crear Buena Suerte es crear circunstancias... la Buena Suerte solamente depende de TI.

Ésa es la buena suerte en la que creo y que intento cultivar. ¿Y tú? ¿cultivas tu buena suerte?

viernes, 2 de mayo de 2014

receta 49

Lo siento, me he despistado. Llevo ya mucho tiempo sin poner niguna receta en el blog y ya toca...
Por eso me he puesto manos a la obra y aquí os dejo una recetita muy facilona (en mi línea) de un postre para chuparse los dedos. Ya me diréis si tengo razón... o no.
 
COPA LIGERA DE YOGUR Y FRESAS
Cortamos en rodajas o en trocitos unas fresas y las ponemos a macerar un rato con edulcorante líquido.  Reservamos la mitad y la otra mitad la trituramos en la batidora.
Por otro lado, mezclamos  en un bol,  a partes iguales, yogur natural desnatado y  queso de untar light natural (o queso batido desnatado, de venta en grandes superficies).
En una copa  (o vaso) ponemos en el fondo unos trozos o rodajas de fresas. Encima, una capa de  la mezcla de yogur y queso. Encima una capa de fresas trituradas (esta capa se puede sustituir por  mermelada de fresa light) y encima de esta capa, otra de yogur y queso.
Decoramos con una fresa y una hojita de menta  y a disfrutar (fresquito, mejor).
 
 

domingo, 20 de abril de 2014

feliz

Aquí os dejo un poema, que a mi me parece delicioso, de Vicente Simón, médico psiquiatra, psicobiólogo y fundador y presidente de la Asociación Mindfulness y Salud. Ha sido pionero en introducir en España el método de la atención plena (mindfulness) dentro del trabajo psicológico.
El poema se titula ¡QUÉ FELIZ SOY! y su mensaje es, a la vez, muy simple y muy profundo. Leedlo con atención, saboreando cada estrofa. Si os fijáis bien, no os va a dejar indiferentes.

¡Qué feliz soy cuando sólo soy!
¡Qué feliz soy sólo siendo!

Estando sencillamente aquí,
notando la vida en mi cuerpo.

Sintiendo que vivo y respiro,
que siento.
Que puedo pensar.
Que no pienso.

Comprobando que veo,
aunque miro y no quiero ver
nada especial ni concreto.
Porque todo está bien.
Todo está bien, todo es bueno.

Sintiendo mi cuerpo
y el espacio que ocupa.
Y que puedo moverme,
aunque me esté muy, que muy quieto

y escuchando el bullir de las cosas:
sus trajines, suspiros y roces,
sus silencios y estrépitos,
sus señales de vida, su estruendo.

Y yo sigo aquí.
Encantado, contento.

Sin afán, sin empeño.
Sin rencor, sin lamento.
Sin espera ni anhelo,
ni angustia, ni tedio.

Sigo aquí.
Siendo, siendo.
¡Qué feliz, sólo siendo!

lunes, 7 de abril de 2014

el graduado

Hoy estoy (estamos) especialmente orgulloso(s). Este fin de semana hemos estado en Salamanca, ciudad universitaria por excelencia, para asistir a la ceremonia de Graduación de nuestro hijo Javier, que cuatro años después de iniciarlos, está a punto de acabar sus estudios de Grado en Ingeniería Informática. De hecho, la suya será la primera promoción de Grado en Ingeniería Informática por la Universidad de Salamanca adaptado al Espacio Europeo de Educación Superior.
Al evento hemos acudido, para arropar al "Graduando" sus padres (como no podía ser de otra manera), sus abuelos (súperorgullosos los tres -y el que falta seguro que también-), su novia (¡faltaría más!) y su mejor amiga salmantina.
Ha sido una ceremonia discreta pero muy emotiva. Me han encantado los discursos de los padrinos de ceremonia, dos profesores -profesor y profesora- que han elegido entre todos los alumnos y que, cada uno a su manera, han dado a los chavales unos buenos y sabios consejos, tanto en lo referente a su futuro profesional como en lo tocante a su formación como Personas.
Una ceremonia de Graduación es un acto oficial que sirve de reconocimiento a los estudiantes que han completado o están a punto de completar su plan de estudios y, por tanto, se hacen merecedores del título académico que otorgue la Universidad donde lo han desarrollado. Durante el mismo se impone a los estudiantes la beca (banda de tela plegada en el pecho y con los extremos colgando por la espalda) distintiva de los estudios que han realizado y que en este caso, para las Ingenierías (y para Arquitectura) es de color marrón.
Pero la Graduación no deja de ser un rito de paso. Un paso desde la vida de estudiante a la incorporación al mercado laboral, de la juventud a la adultez, aunque se siga siendo joven.
Y tal y como les ha recordado su madrina de graduación, dentro de poquito, Javier será Ingeniero (que no informático) y podrá decir, (como el personaje de "La que se avecina" que dice: Antonio Recio, mayorista, no limpio pescado) Javier Hernández, Ingeniero Informático, no arreglo ordenadores... 


lunes, 24 de febrero de 2014

metamorfosis

La mariposa representa  metamorfosis. Es el símbolo de la transformación total y representa a la vez valentía (se requiere valentía para llevar a cabo los cambios necesarios en nuestro proceso de crecimiento) y una necesidad de cambio y de mayor libertad.
Es también símbolo de inmortalidad, de renacimiento y de resurrección. Tanto es así que en la antigüedad se creía que la transformación de la oruga en mariposa era similar al viaje del alma de un cuerpo terrenal a un cuerpo espiritual. De hecho, en griego su nombre es psyche, igual que alma y se pensaba que la psyche salía volando de la boca del que muere como si fuera una mariposa.
Algunas investigaciones científicas han comprobado que la mariposa es el único ser viviente capaz de cambiar por completo su estructura genética durante el proceso de transformación: el ADN de la oruga que entra al capullo es diferente al de la Mariposa que surge.
Es pues, como decía, el símbolo de la transformación total: El huevo es el principio, el nacimiento de alguna idea o proyecto.  La oruga es la decisión de manifestar algo en el mundo físico. La crisálida en el interior del capullo tiene que ver con "irse dentro", ya sea en reflexión interna o en el desarrollo de un proyecto o idea.  El rompimiento del capullo y la consiguiente salida de la mariposa implica compartir con el mundo todo el esplendor de tu creación. Una vez que entiendas en qué etapa estás, podrás descubrir cual es el siguiente paso.
Dicho esto, os presento a mi mariposa, la que está en la foto que acompaña a esta entrada. Es un cuadro en acrílico que pintó, allá por 1985, mi prima Begoña López, pintora profesional que maneja la acuarela como los ángeles.
Este cuadro, o mejor, esta mariposa, ha ido volando conmigo y acompañándome en todas las consultas que he tenido, desde la primera en la calle Vitoria, pasando por la de la calle Villamediana hasta llegar a posarse en la sala de espera de las nuevas instalaciones de Clínica Nutriestética en Avenida de Colón 43, mi nueva andadura en el mundo de la Nutrición y la Medicina Estética junto a mi socio, y ya amigo, Diego Ramírez.
Solo espero (y deseo) que, como he susodicho, esta mariposa represente esa idea de que tras la fase de reflexión y desarrollo de este proyecto (la crisálida), la metamorfosis de Clínica Nutriestética a lo largo de estos años, acabe compartiendo con todos vosotros todo el colorido y esplendor de la fase adulta del mismo.
Gracias a todos los que en esta transformación me habéis acompañado

sábado, 18 de enero de 2014

estamos de estreno

Tengo la satisfacción de comunicaros que, 25 años después de abrir mi primera consulta, este lunes, 20 de enero, inauguro mi nueva CLÍNICA NUTRIESTÉTICA en Avenida de Colón 43-bajo de Logroño.

Comencé mi andadura en el campo de la Nutrición y la Medicina Estética en un piso de la calle Vitoria, allá por 1988. En 1995 me trasladé a otro piso en la calle Villamediana donde estuve hasta que en 2010 cerré para ocupar durante tres años el puesto de Director Médico en una empresa dedicada también a la Nutrición y la  Medicina Estética, y ahora me he decidido a volver a mis orígenes pero bajando la consulta a pie de calle y transformándola en un Centro de vanguardia que espero que continúe siendo un referente en ambos campos.

Para ello cuento, además de  con la ilusión del primer día, con el apoyo de un equipo de profesionales estupendos y con un perfil humano extraordinario: Tatiana Mendizábal (Licenciada en Nutrición), Coloma Ortega (Técnico enEstética) y Diego Ramírez (Gerente y mi socio en esta nueva etapa).

En el campo de la Nutrición, seguiremos ofreciendo tratamientos para la pérdida de peso, distintas patologías y situaciones fisiológicas, asesoramiento nutricional y Test de intolerancias alimentarias.

En Medicina Estética, tratamientos faciales y corporales, con los mejores productos y aparatología puntera, entre la que destaca la incorporación de un nuevo equipo de Ondas Termodinámicas para tratar simultáneamente reducción y reafirmación, del que somos pioneros en su utilización y centro de referencia de la zona norte.

Incorporamos también un servicio de Cosmética Facial Personalizada con el que, tras un diagnóstico digital, se elabora una crema con los principios activos más eficaces para el cuidado de cada piel en cada momento. Somos Clínica Certificada Cremology®. Hemos creado también nuestra propia marca de cosmética corporal “Nutriestética Cosmetics”.

Quedáis, pues, invitados a conocer las nuevas instalaciones de CLÍNICA NUTRIESTÉTICA, donde tanto yo como mi equipo os atenderemos como os merecéis para que podáis seguir confiando en nosotros.

También os podéis dar un paseo por nuestra nueva página web www.nutriestetica.com de la que también estoy muy orgulloso, sobre todo por quien la ha diseñado y programado. Estamos también en Facebook: Clínica Nutriestética y en Twitter: CNutriestetica. Desde aquí os animamos a haceros seguidores.


domingo, 5 de enero de 2014

carta a los reyes

Queridos Reyes Magos:
Este año solo os pido una cosa: Quiero convertirme en un televisor. Quisiera ocupar su lugar. Quisiera vivir lo que vive la tele de mi casa, tener un cuarto especial para mí y reunir a todos los miembros de la familia a mi alrededor.
Quiero ser tomado en serio cuando hablo, convertirme en el centro de atención y ser aquel al que todos quieren escuchar sin interrumpirlo ni cuestionarlo. Quisiera sentir el cuidado especial que recibe la tele cuando algo no funciona y tener la compañía de mi papá cuando llegue a casa, aunque esté cansado del trabajo. Y que mi mamá me busque cuando esté sola y aburrida, en vez de ignorarme. Y que mis hermanos se peleen por estar conmigo. Y que pueda divertirlos a todos, aunque a veces no les diga nada. 
Quisiera vivir la sensación de que lo dejen todo por pasar unos momentos a mi lado...


miércoles, 1 de enero de 2014

feliz año nuevo

¡¡¡Ojalá que en este año que comienza, todas vuestras ilusiones se multipliquen por 2014!!!

video